Mensaje del presidente Nicolás Maduro al pueblo venezolano.

Venezolano

El comandante Hugo Chávez Frías y Nicolás Maduro.

Mensaje del presidente Nicolás Maduro al pueblo venezolano el 04 de Marzo de 2018.

Buenas noches.

En esta hora ha concluido la etapa de postulaciones organizada por el Consejo Nacional Electoral para la realización de las elecciones presidenciales, así como de Consejos Legislativos Estadales y Concejos Municipales, el próximo Domingo 20 de Mayo. Es Venezuela una de las democracias del mundo que mas convoca a su pueblo al ejercicio legitimo del sufragio libre, transparente, para que sea la voz de todas y de todos, quien determine los designios de nuestra Patria para los años por venir.

Mi mensaje es de esperanza e inclusión para todos. Hoy no te hablo solo a ti chavista, compañeras y compañeros de tantas batallas a lo largo de estos años.

Hoy les hablo todos ustedes, venezolanos y venezolanas. Y les hablo a todas y todos sin distinción alguna. Esto no se trata de izquierda o derecha. Es nuestra Patria, la nuestra y la que legaremos a nuestros hijos, su paz, su prosperidad futura, la que está en juego. La Revolución es con todos y aquí no sobra nadie.

Te hablo a ti, mujer, a ti, joven. Estamos preparando el mañana y lo estamos preparando para siempre. Nunca serán demasiados los brazos, las piernas y las voluntades cuando se trata de construir un país más grande y justo para todos.

Venezuela es más grande cuando la construimos entre todos.

Venezuela es más grande cuando es más justa.

A esta hora se ha cumplido otra promesa que les hice. En 11 semanas, el 20 de mayo, más habrá en nuestra tierra y en cada embajada venezolana a lo largo y ancho del planeta elecciones presidenciales con candidatos ya inscritos. Y no serán solo presidenciales, sino que también para los consejos legislativos estadales y los concejos municipales. Vamos todas y todos a elegir. Ejerzamos la libertad que nos proporciona el voto a través del sistema electoral mas transparente y eficaz del mundo entero. Y también, lo digo con absoluta convicción, esta es la hora de dirimir entre pasado o futuro, entre odio o paz, entre quienes siembra y profundizan los problemas o quienes arrimamos el hombro para la búsqueda de soluciones.

Elegir es tu derecho. Ejércelo libremente. El mío, construir un camino. El tuyo, recorrerlo como quieras y cuando quieras, no por ti ni por mí, sino por el empeño que pones cuidar a tu papá, a tu mamá, a tu abuelo, a tus hijos. No se trata de mí, se trata de ti.

Me alegro como presidente porque son varios quienes quieren luchar por Venezuela. Con nuestras diferencias y con nuestros matices saludo hoy desde el Palacio de Miraflores a todos los candidatos de la oposición venezolana que se inscribieron ante el Consejo Nacional Electoral. A todos les pido que hagamos una campaña limpia, de altura, respetando las normas que impone una elección democrática y cumpliendo con las garantías que de manera histórica firmamos el pasado viernes 2 de Mayo. Seamos dignos hijos de este pueblo al que le gusta votar, que ha participado de manera absolutamente pacífica en 24 elecciones en los últimos 18 años, con récords de participación que son motivo de admiración en el mundo entero.

Veámonos en el ejemplo lamentable de Colombia, donde mas de 30 dirigentes sociales han sido asesinados en el marco de la campaña electoral para las próximas elecciones legislativas y donde ser candidato presidencial es un riesgo para la vida. Que nuestros hermanos colombianos vean en el ejemplo de nuestro evento electoral un aliciente para que en el futuro puedan tener elecciones mas limpias, más libres, y en paz. El Consejo Nacional Electoral abrirá un nuevo período para la inscripción en el Registro Electoral en Venezuela y en el mundo entero vista la nueva fecha establecida para la elección presidencial el próximo 20 de mayo. Vamos, joven, si no te has inscrito, acude a los puntos de registro en todo el país y en nuestros consulados del exterior para que seas parte de la gran voz de todas y todos.

Que florezcan mil flores en esta tierra fértil, que nadie impida su crecimiento.

Venezuela necesita competencia, hombres y mujeres valientes que salgan de sus zonas de comodidad para ofrecerle al país alternativas y propuestas.

Por todo esto me cuesta comprender a los fatigados de cierta extrema derecha que opta por el odio y la no participación. Al menos a la facción de ellos que decidió marginarse por completo. A los que solo en el mal y la violencia buscan respuesta. A quienes reman en la dirección contraria y que prefieren ver que el barco se hunda si no están ellos al mando. A quienes no juegan un partido si no les aseguran el triunfo.

Sepan que el mundo es mas ancho que su odio, que su cortedad de vista, y en todos los rincones del planeta donde hay un hombre o una mujer de bien, los mira con asombro. Nuestro pueblo los juzgará con su voto y la historia no perdonará tanta mezquindad. Nosotros, aquí, estaremos a la altura de nuestras responsabilidades.

A ratos veo a estos sectores como un bebé que llora si le ponen el chupón y lloran también si se lo quitan. Recuerdo ahora un verso de nuestro poeta salvadoreño Roque Dalton que tanto nos acompañó en nuestra juventud: “siempre vieron al pueblo como un montón de espaldas que corrían hacia allá, en quien descargar con odio sus garrotes” Así son, así han sido en los últimos cien años de vida republicana. Aun así, hoy desde la Casa del Pueblo, como cristiano y como venezolano, los perdono. Como dije, hoy no se trata de dividir sino que de unir, de sumar. La fuerza es la unión.

Les vengo a hablar de futuro, de lo que viene. Pero para hablar de ese futuro es importante también entusiasmarnos con nuestras victorias recientes:

Recordemos el establecimiento de la Asamblea Nacional Constituyente para la paz. Recordemos el intenso diálogo en República Dominicana, también para la paz. Recordemos el Petro, un sueño que hoy es una realidad, para la prosperidad. Y tantos logros mas.

Ahora quiero anunciarles nuestro plan de trabajo para estos días y semanas. Salvo para los fatigados líderes de una derecha sorda y ciega, la economía es el desafío de todos. Este es mi llamado a los demás candidatos y a todos los venezolanos: luchemos en buena lid, que sean las ideas y no el insulto nuestra estrategia para convencer a las y los electores. Siempre hay que trabajar más y mejor, defendiendo lo conquistado y labrando mas y mas derechos cada día. Porque como nos enseñó el Comandante Chávez, Venezuela es más grande cuando es con todos.

Tenemos motivos para tener esperanza. El Petro avanza y no lo para nadie. El Petro no tuvo infancia, nació grande. En pocos días entregaremos la vivienda 2 millones, mientras el Carnet de la Patria sigue beneficiando a millones de compatriotas en cada rincón del país. Son más de 16 millones 500 mil beneficiados al día de hoy. Comerciantes, militares, transportistas, educadores, pensionados, discriminados, personas con discapacidad, saben que cuentan conmigo y con mi gobierno.

Falta mucho. Plenamente satisfecho no estoy, no lo estaré nunca. Esperanzado sí. Es por esto que te hablo y te convoco a ti, empleado público, sé de tu esfuerzo de cada día, pero tenemos que dar más. La Patria espera más de nosotros. A ellos nos debemos, a ellos les cumpliremos con hechos concretos.

La corrupción, lo tenemos claro, tampoco se acaba de un día para el otro. Esa es una batalla de la que no claudicaremos jamás. Aun así, el plan avanza. Estamos sembrando soluciones y con ese afán nos despertamos cada mañana.
Antes de despedirme quiero decirles que votar no es votar por un candidato. Votar es mucho más que eso. Votar es votar por ti, es votar por Venezuela, es votar por Bolívar, es votar por Chávez. Es el deber de cuidar a tus hijos y a tus nietos. Votar es un deber y es un deber de todas y todos.

Estamos en las vísperas de la celebración del quinto aniversario del tránsito a otro plano del que fuera, y es, nuestro Padre, nuestro hermano, nuestro guía. Como cuando parte un padre, al hombre que moldeó el futuro de esta Patria con sus manos, me quedaron, nos quedaron, muchas preguntas por hacerle, muchas orientaciones por recibir. A este hombre le debemos el ingreso de Venezuela al siglo XXI, le debemos el rescate de nuestro ser nacional, que nos invitó a cuidar con una frase del pensador Augusto Mijares. Ese 8 de diciembre de 2012, que se selló en nuestra vida y en nuestra memoria para siempre, Chávez, velando siempre por nosotros, avizorando y conjurando las tempestades por venir, nos pidió sentir la Patria hasta en las vísceras. A Nuestro Padre le debemos todos los homenajes, pero hoy, solo quiero decirte que todos nosotros, que todo tu pueblo, te fuimos, te somos, y te seremos leales, hasta el fin de los tiempos. Y esta lealtad, junto a tus enseñanzas, nos ha dado la fuerza suficiente para enfrentar el infortunio, el dolor, y seguir luchando.

Hermanas, hermanos, tenemos un poeta venezolano que también luchó por la libertad, por La Paz, por el futuro, un poeta que le cantó a las flores, a los niños y a las selvas, un poeta de la Patria, nuestro Andrés Eloy Blanco que en su poema Angostura nos canta a través de los tiempos:

“Y cuando subió la escalera,
hacia la cumbre del Congreso,
y cuando volvió hacia la playa
con la República en el pecho,
¿qué fue, Orinoco, aquella luz
que te encrespó los músculos y te erizó los nervios
y sacudió tus hondas fibras
desde la planta de Maipures hasta el puño de Macareo?

¿No era la Patria acaso? ¿No era la Patria misma?
La patria secular que te nació en tu seno
y vivirá en los siglos, eterna como el Mundo,
porque si un día se nos muere te devolverás del Océano”
Decimos con Ali Primera: que no muera la Patria, hermanos, que sea la vida y la prosperidad el regalo que leguemos a las generaciones futuras.

Ustedes saben que siempre me despido con Hasta la Victoria Siempre. Pero hoy lo haré de manera diferente, hablándoles a todos quienes hoy nos ven y nos escuchan. Venezuela, juntos todo es posible.

Nota de prensa. 

Intichurin Iskaywari