Amazonía: el pulmón codiciado o el control del Cono Sur

El baile de buitres sobre las llamas o la puesta en escena de la rapiña imperialista. Artículo de Carmen Parejo

La mayoría de los incendios descontrolados y en zonas sensibles son provocados, sea en la Amazonía, en Australia, en Canarias o en los Estados Unidos de América. Aún estando clara la intencionalidad de un incendio, buscar a los autores materiales habitualmente sirve de poco, se suele zanjar con aquello de “un pirómano” y a otra cosa mariposa.

No obstante tras cada incendio provocado hay al menos dos elementos que intervienen. Una responsabilidad jurídica o de recursos por parte de un estado, a través de crear leyes que faciliten la especulación y de mermar los mecanismos de prevención o de intervención reduciendo los recursos económicos y humanos. Y por otra parte, los que salen beneficiados con el incendio. Atendiendo a estos dos puntos es cómo podemos aproximarnos a  la lectura política y económica detrás de estos incendios provocados.

El codiciado pulmón del planeta

La Amazonía es el bosque tropical más extenso del mundo. 7 millones de metros cuadrados repartidos entre 9 países (Brasil, Perú, Bolivia, Colombia, Venezuela, Ecuador, Guyana, Francia (Guayana Francesa) y Surinam.)

En plena crisis hídrica global, en este extenso territorio se conservan el 20% de las reservas de agua dulce del planeta, a través del Río Amazonas, cuyo ciclo hídrico se estima que abarca un área de de casi cuatro millones de kilómetros cuadrados. En cuanto a la fauna, es el habitat de 2,5 millones de especies de insectos, 2.500 especies de peces, más de 1.500 especies de aves, 550 especies de reptiles y 500 especies de mamíferos. Representando la mayor floresta tropical del mundo es clave para la generación de oxígeno. De ahí el alias “pulmón del planeta”.

La Amazonía tiene 34 millones de habitantes distribuidos en esos 9 países;  el 60% de ellos vive en urbes e incluso en alguna de las grandes urbes amazónicas, mientras que el 40% restante vive en poblados tribales, habitualmente con consideración de Reserva Ambiental, y pertenece a una de las 420 tribus originarias que en la actualidad continúan o se desplazaron en algún momento hacia la zona selvática de la Amazonía.

Es decir estamos ante un territorio interesante en recursos e interesante por su posición geográfica, un extenso territorio que afecta a 9 países y que se sitúa en el centro neurálgico del cono sur americano.

Contexto regional e internacional

Imperialismo vs multilateralismo en las relaciones del Cono Sur

La guerra comercial de EEUU con la República Popular China se extiende como el avance del multilateralismo y por tanto, como la merma de la capacidad de incidencia/injerencia de EEUU. Esta guerra por tanto va a tener múltiples escenarios y deberíamos estar preparados y asumirlo en nuestros análisis.

China es actualmente un aliado fundamental para varios países americanos, sobre todo para aquellos que son bloqueados y agredidos por los EEUU como es el caso de Cuba y también de la República Bolivariana de Venezuela.

Algunos de los acuerdos comerciales entre China y Venezuela

Pero no solo los países que están en el punto de mira de la agresión estadounidense están mirando hacia el Gigante asiático. El presidente Iván Duque (Colombia) visitó China el pasado 28 de Julio en búsqueda de inversiones (1); e incluso Sebastián Piñera (Chile) durante su gira asiática la pasada primavera estableció un plan conjunto con Xi Jiping en distintas materias que fortalecen la colaboración entre ambos países (2). En la actualidad China de hecho es el mayor socio comercial de Chile, concentrando un 27,8% del intercambio total del país del cono sur con el resto del mundo.

El caso de Brasil es particular. Para empezar Brasil comparte el foro de los BRICS con la República Popular China, Rusia, La India y Sudáfrica. Aunque Jair Bolsonaro llegó al gobierno insultando abiertamente al Gigante Asiático la realidad se ha impuesto en varias ocasiones. El Brasil de Bolsonaro con incesantes problemas de carácter político y económico no puede pasar por alto que hoy por hoy China es el mayor inversionista y socio comercial que tienen. Las relaciones comerciales entre Brasil y China en 2018 alcanzaron un superávit de 30mil millones, por el contrario con EEUU tuvo déficit. Por otra parte, los sectores claves de la economía brasileña que son la Agroindustria y la minería, representantes a su vez de la oligarquía que son apoyos fundamentales para el gobierno de Bolsonaro, necesitan del Banco de Desarrollo de los BRICS para las mejoras en infraestructura y energía que demandan con urgencia. Es decir, Brasil pese a los deseos de vasallaje de Bolsonaro depende objetivamente del mundo multipolar para sobrevivir.

amazonía

No es de extrañar que encontrar alternativas al Banco Mundial y al Fondo Monetario internacional sea una idea golosa para cualquier país que desee mejorar sus condiciones de vida sin el lastre que supone asumir las normas expansionistas de EEUU. Y los países sudamericanos, de distinto sello ideológico como he señalado, lo saben bien como víctimas que han sido de las deudas externas, los planes de austeridad e incluso de los golpes de Estado. Como países de lo que se denomina tercer mundo dependen objetivamente del avance del mundo multipolar para sobrevivir, incluso cuando esto entra en conflicto ideológico directo con algunos de sus líderes serviles al imperialismo.

Otro punto clave es la situación de agresión contra la República Bolivariana de Venezuela. Aunque las intentonas para derribar a los gobiernos progresistas del PSUV en Venezuela ha sido una constante desde que llegaron al poder, en el último año se ha intensificado. Quizás se creyó que era el momento tras haber sido destruidos gran parte de los gobiernos progresistas que habían marcado la agenda de Latinoamérica y fortalecido su independencia en los años precedentes. El ALBA perdió Argentina, Brasil o Ecuador.

Sin embargo pese a que la situación no era a nivel regional como en años precedentes y a una agresión brutal, rematada por un bloqueo criminal, el pueblo venezolano ha conseguido resistir. Para ello han sido vitales los contactos y apoyos que ha recibido de ese mundo multipolar que se está creando. Tanto China como mencioné antes, como la Federación Rusa (quien se está destacando en el papel diplomático) han frenado aprovechando las contradicciones internas a unos países sudamericanos que pese a que mantienen sus cadenas ligadas a los EEUU salen como hemos indicado al mundo en búsqueda de su supervivencia.

Por lo tanto, el control sobre la Amazonía supone una base de acción sobre una región donde tanto vasallos como díscolos están descontrolados. Para EEUU es recuperar lo que en su mentalidad imperialista es el “patio trasero”; para Europa supone ganar peso en medio de estas aguas turbulentas en América Latina.

Dos estilos y un mismo fin: La “Internacionalización” de la Amazonía

amazonía

Estos días se celebra la cumbre del G7 en Biarritz; En 1983, durante esa misma cumbre también se habló de la Amazonía. La madre del neoliberalismo, Margaret Tatcher, proponía la venta del territorio amazónico, a cambio de que se perdonase la deuda de naciones sudamericanas. Pero no hacía falta ser madre de ningún proyecto neoliberal. A finales de los ochenta, el presidente François Mitterrand sugería la “soberanía relativa” de la Amazonía.

“Contrario a lo que los brasileños piensan, la Amazonía no es su propiedad, sino pertenece a todos nosotros” Al Gore, ex candidato a la presidencia por el Partido demócrata y activista contra el Cambio climático.

En los años noventa, además, un grupo de países que incluían a EE. UU., Francia y Holanda avanzaban con la propuesta del debt-for-nature, mediante la cual se perdonaría una parte de la deuda externa de Brasil a cambio de que el país aceptase proyectos internacionales con la finalidad de conservar la naturaleza. En esos años de forma paralela, de nuevo el G-7 anunciaba un proyecto presupuestado en un poco más de 1,5 billones de dólares para financiar el desarrollo sostenible de la Amazonía.  Como afirma Gisela Da Silva (Universidade do Minho, Observatorio OASIS) en su artículo “Intervencionismo y medio ambiente: el caso de la Amazonía Brasileña.” (3)

Ese artículo a su vez hace referencia sobre el debate abierto que solicitaría incluir en la R2P (Responsibility to Protect), o el “derecho” a intervenir la soberanía de un estado si se considera que este no está cumpliendo con sus responsabilidades de protección de su población, los casos de desprotección ecológica.

No obstante, ¿Se podría aplicar la R2P que se usó para intervenir en Libia contra Brasil por la crisis en la Amazonía?

Sí asumimos que en efecto no es un territorio despoblado, e incluso que algunos acusan al gobierno de Bolsonaro de promover un genocidio contra las poblaciones indígenas (no sin razón, conocemos a Bolsonaro) sería acertado considerar que se podría solicitar sin necesidad de abrir este mecanismo intervencionista al cuidado ambiental. Sin embargo teniendo en cuenta el auge y sobre todo la cooptación que se está llevando a cabo sobre los grupos ecologistas no sería extraño que se intente abrir un precedente usando el caso de Brasil. (4)

Aquí hay dos estilos: el Estilo Trump y el Estilo de la UE y el Partido Demócrata. Si en el primer caso se impone el ordeno y mando (es lo que tiene ser oficialmente el malo, no tienes que dar muchas explicaciones), en el segundo se busca apelar a la “justicia” y las “emociones” para garantizar la expansión. Es el Modelo Revoluciones de Colores, el usado con los “rebeldes moderados” (5), “las primaveras árabes” (6), “Hong Kong por la independencia” (7), “el Euronazimaidan”, “Femen” y todos las campañas de Amnistía Internacional (8)…  Es Al Gore proclamando que el Amazonas es de todos nosotros porque al fin y al cabo los brasileños no saben cuidarlo.

Francia, quién su basura nuclear la lleva de una forma muy ecológica y ordenada a las costas de la Somalia devastada, persiste preocupada por la cuestión del “pulmón del planeta” en “ayudar” ahora a Bolsonaro, aprovechando la Cumbre del G7, donde la Amazonía es un tema con recorrido y tradición… Bolsonaro se niega y Francia amenaza entonces con retroceder en los acuerdos entre Mercosur y la UE.

Cabría en este contexto preguntarse si se podría aplicar la R2P a la Francia de Macron que hasta el 13 de Mayo había reprimido con violencia y herido a 2448 Chalecos Amarillos mutilando a 24 de ellos.

amazonía

¿Quién o quiénes son los responsables de los incendios en la Amazonía?

Como en una novela de Agatha Christie la víctima cuenta con múltiples enemigos. Desde las multinacionales que ya participan en la destrucción y el expolio, la agroindustria o la minería brasileña (algo que pasa por cierto en todas las partes del mundo), los recortes de Bolsonaro en protección ambiental, EEUU y su pérdida de influencia, la nueva invasión de las américas de los “eco-verdes” europeos… Al final descubrir al criminal concreto es una tarea complicada. Sin embargo si hay algo que está claro y es que muchos, independientemente de su grado de responsabilidad previa, van a tratar de sacar provecho de la situación.

Así considero que la principal responsabilidad social para los que conscientes y con conciencia nos preocupa la Amazonía debería ser tratar de evitar que los buitres conviertan al pulmón del planeta en su carroña.

La Amazonía es brasileña, es venezolana, es colombiana, es boliviana… Y mientras los recursos existentes en el planeta no sean compartidos por todo el planeta toda propuesta de “internacionalización” no será más que imperialismo, lo vendan de multiculturalidad, de verde o de diverso.

Carmen Parejo

Notas:

(1) Visita de Iván Duque a China https://www.eldiario.es/politica/Duque-considera-China-trascendental-exportaciones_0_926357956.html

(2) Acuerdos entre Chile y China https://www.eldinamo.cl/nacional/2019/04/24/pinera-desde-china-firmamos-acuerdos-muy-importantes-para-calidad-de-vida-de-los-chilenos/

(3) Artículo: “Intervencionismo y medio ambiente: el caso de la Amazonía Brasileña”  https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5783660

(4) Artículo: “Greta Thunberg o porqué el capitalismo necesita cooptar la lucha ecologista” http://www.revistalacomuna.com/opinion/greta-thunberg-o-porque-el-capitalismo-necesita-cooptar-la-lucha-ecologista/

(5) Artículo: “Cazando mitos: Los rebeldes moderados sirios”

(6) Artículo: Socialismo árabe, imperialismo y primaveras

(7) Artículo: “¿ Por qué los Hongkoneses no están luchando por la independencia?”

(8) Artículo: La Industria Humanitaria I: Amnistía Internacional

(Visited 325 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *