EEUU y sus lacayos deben abandonar Irak

“La invasión ilegal de Irak y todos sus participantes son parte del problema” Artículo de Carmen Parejo

La invasión ilegal de Irak no contó con el mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Sin embargo, los miembros de la Corte Penal Internacional dicen no poder juzgar a los invasores porque el Estatuto de Roma indica que habría que encontrar una definición de este crimen, lo que no pasó antes de 2009. Así alegan que no se puede juzgar un supuesto delito que se cometió antes de que existiera la ley que lo castiga.

Y esto es así porque hasta entonces nunca había ocurrido algo semejante.

A partir de ahí nos hemos acostumbrado a que EEUU y sus países lacayos (eufemísticamente llamados aliados) hagan y deshagan a su antojo. Vulnerando el derecho internacional y lo que es más sin que nos sorprenda lo más mínimo.

También nos hemos acostumbrado a que agredan a cualquiera y nadie les conteste. Por eso la sorpresa y también alegría (en la mayor parte del mundo) tras la respuesta de Irán.

Tanto el asesinato, de nuevo completamente ilegal de Soleimani, como la respuesta de la República Islámica de Irán se dan en territorio iraquí.

Un Irak destruido, donde se produjeron torturas de nuevo ilegales, se secuestró a personas que fueron retenidas en cárceles, también ilegales, nació el DAESH de una correlación de circunstancias que siempre han señalado directamente a EEUU, y que además el propio Estado Islámico sería usado en clave de desestabilización para la región, a interés por ejemplo en la agresión contra Siria.

Por su parte, la OTAN, brazo armado imperialista garante de la hegemonía estadounidense, informaba desde su portavocía que Stoltenberg (Secretario General de la OTAN)  habría mantenido una conversación con Abdelmahdi en la que precisó que la OTAN había “suspendido temporalmente” la actividad de formación sobre el terreno, pero que “está preparada para continuar cuando la situación lo permita” y le habría asegurado que la Alianza se mantendrá en “estrecho contacto” con el Gobierno de Irak en ese contexto.

La República Islámica de Irán exige a Trump la retirada de Irak. EEUU rechaza de momento esta advertencia, mientras según informaban distintos medios evacuan tropas de las bases tanto en Irak, como las también bases ilegales que tienen en Siria. Por su parte, la OTAN como indiqué, en conversaciones con el gobierno irakí, insiste en que su labor actual es la lucha contra el DAESH, como si aquella ilegal invasión de 2003 no fuera el origen de todos los males. Como si ya ninguno recordásemos aquella invasión ilegal.

Creo que la escasa habilidad política de Donald Trump y el contexto que ha generado abre una oportunidad única para exigir a nivel internacional y de forma definitiva que EEUU y todos los que han participado o se han beneficiado de la invasión ilegal de Irak abandonen ese país.

Como todos sabemos no se puede solucionar un problema, la situación en la que se encuentra Oriente Medio, si eres parte del problema. Y en efecto la invasión ilegal de Irak y todos sus participantes son parte del problema.

Carmen Parejo

 

(Visited 146 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *