La contracumbre del G7: Claves, puntos de inflexión y lecturas

Contracumbre del G7 en Biarritz: Crónica realizada por Daniel López

Entre el 19 y el 25 de este mes, se ha desarrollado una contracumbre en respuesta a las reuniones organizadas por el G7 en Biarritz y como crítica al sistema que este sustenta. Dicha contracumbre parte del anticapitalismo, el feminismo, el ecologismo y el antirracismo, entre otros, y ha acogido a personas de un espectro político muy amplio, que incluía anarquistas, comunistas, grupos autónomos o socialdemócratas.

Antes de comenzar con una breve narración de los acontecimientos, hay dos aspectos a aclarar. La primera es que el G7 se ha desarrollado con un desmedido operativo policial que ha blindado Biarritz, lo que ha llevado a la contracumbre a fragmentarse y distanciarse del lugar ubicándose principalmente en Hendaya-Irún y, más puntualmente, en Bayona o Anglet. Igualmente, se dispusieron desproporcionados controles en la frontera. Porello, cabe decir que, dada esta fragmentación y la manipulación mediática, es difícil ofrecer una visión completa de los acontecimientos, aunque todo lo que se cuenta a continuación se conoce de primera mano. En segundo lugar, la represión policial ha sido muy notoria y ha dejado 85 personas detenidas; quiero dirigir toda mi solidaridad hacia ellas y mi más profundo desprecio a estas formas de secuestro instituidas.

Los días 19 y 20 se preparó el campamento para alojar a los asistentes de la contracumbre. En él había distintos puestos de comida, entre ellos uno de los Chalecos Amarillos, un espacio para realizar conciertos y una plaza para proyectar documentales por las noches. La localización, aparentemente debido a los permisos necesarios y la enorme extensión que se requería, era un tanto apartada e incomunicada, si bien se dispuso de una línea de autobús que llevaba a la frontera en el lado de Irún.

Del 21 al 23 se realizaron conferencias y talleres con las temáticas que vertebraban las reivindicaciones fundamentales ya señaladas antes: neoliberalismo, movimientos sociales, migraciones, feminismo (tema presente del lado opuesto como propaganda ideológica de Macron que llenó Hendaya de carteles maquillando el G7 como feminista), ecologismo o vivienda, por ejemplo. Los espacios dispuestos para ellas, con exposicionessobre represión o activistas de todo el mundo y puestos de distribuidoras de los colectivos participantes, se encontraban a ambos lados de la frontera, continuamente cruzada, pues los controles no suponían un obstáculo real en esos días, no así los anteriores, los siguientes y con ciertas personas cuya actividad era molesta para alguno de los Estados fronterizos.

El 22 se hizo una marcha feminista desde el FICOBA de Irún. Al día siguiente, se realizó una asamblea sobre el discurso de cierre de la contracumbre. Asimismo, una manifestación cortó la carretera de La Corniche, donde, sin violencia previa, la policía francesa dispara con LBD para reconducir a los manifestantes por un camino, el ambiente se fue tensando progresivamente y ante un coche de la BAC al que alguien lanza algo rompiéndole el parabrisas, se inicia una carga policial que llegará hasta las puertas del campamento. La violencia por parte de la policía será muy elevada dejando 24 heridos y empleando LBD, botes de humo y granadas lanzadas en grupos. En consecuencia, el campamento organiza barricadas para defender el interior, que se mantenía en calma1. Mientras tanto, los cuerpos policiales peinan Hendaya realizando detenciones, así como varios drones sobrevuelan todo el terreno a la vez que un helicóptero policial. La tensión desciende y acaba con 12 personas detenidas. Ante esta situación de inseguridad, muchas personas decidirán marcharse del campamento. Muchos participantes han leído esto como un aviso paraque no se realicen acciones parecidas y todo se limite a los permisos concedidos.

El 24 se realizó la manifestación programada por G7EZ y Alternatives G7, las plataformas organizadoras de la contracumbre, con una asistencia impresionante que ocupaba gran parte de la costa de Hendaya. La gestión de la manifestación se hizo sin presencia policial visible (pues sí había muchos cuerpos policiales presentes en las afueras) y solo con drones y helicópteros. La protesta discurrió pacíficamente y acabó con el discurso de cierre.

1 Para fotos y vídeos del momento, conviene visitar: https://twitter.com/nicomay/status/1165145054132019200?s=12 y https://twitter.com/daltonicoIV/status/1165008683102851074?s=20

La campaña de Macron

No obstante, la policía secreta abundaba en la ciudad y detendrá a más personas a lo largo de la tarde (en concreto, a cuatro personas en el número 91 de la playa de la urbe francesa). A partir de este día, comienzan a quedar menos participantes de la contracumbre en Hendaya.

Las acciones de desobediencia civil del día 25, consistentes en formar un arco con manifestaciones en la zona de seguridad cercana a Biarritz, se desconvocarán por los organizadores ante el abrumador dispositivo policial y a causa de no poder asegurar la seguridad de los manifestantes.

En Bayona habrá protestas con enfrentamientos con la policía que acabarán sumando 85 detenciones totales.

En cualquier caso, el domingo hubo acciones en Bayona con los enfrentamientos policiales y en Anglet y en Hendaya (con una protesta desde Irún) por la liberación de los detenidos. En esta última, se cortará la frontera y, aunque inicialmente los cuerpos policiales francesesimpedirán el paso al centro de la ciudad, terminarán permitiendo el paso de la manifestación no comunicada, pero rodeándola con una cantidad deefectivos desmesurada, sitiando la ciudad bajo un ambiente de mucha tensión. Al término, en el puerto, los manifestantes se dispersarán y Hendaya quedará totalmente vacío, con la sola presencia de una plaga de policía secreta por las calles y algunos manifestantes dispersos. De lo que se pudo ver, cuando un policía secreta veía a lo que pudieran ser posibles manifestantes dispersos, lo marcaba en su teléfono móvil, que también lo usaban para localizarse entre ellos y coordinarse.

El 26 se repitieron las protestas por las detenciones masivas y los heridos a lo largo de la contracumbre, finalizada en el mismo día.

En suma, hay que señalar varios aspectos relevantes de esta contracumbre:

Por un lado, la prensa y el Estado exageraron los controles policiales en la frontera (pues muchas veces sólo estaban presentes sin hacer nada) ehicieron propaganda abundante del dispositivo para reprimir las protestas, lo que parece indicar una clara intención disuasoria. Así mismo, discursivamente incidieron en el carácter radical de la protesta y, concretamente, hablaron de la radicalidad de quienes asistían a las conferencias y talleres, lo que está muy alejado del amplio espectro político de la contracumbre, así como del dominante tono socialdemócrata de los actos de los días 21, 22 y 23 (por desgracia para quienes consideramos necesaria mayor radicalidad, es decir, mayor acceso a la raíz del problema).

En otro plano, cabe destacar la ruptura con la frontera franco-española generando un flujo constante de activistas con el G7 que iban de un acto a otro. Por último, el dispositivo policial se mostró muy rápido y abundante, así como que optó por ocultar su presencia el día 24 y emplear nuevas tecnologías; junto con la cancelación de la desobediencia civil por los organizadores, parece simbolizar el final de una etapa en la que la infraestructura del Estado se ve sorprendida como pudiera haber ocurrido con Seattle en 1999, las protestas contra la guerra a principios de los 2000 o el 15M con las apropiaciones infraestructurales de los movimientos sociales como los SMS o las redes sociales; y el inicio de un momento en el que hay que renovar las estrategias para afrontar esta incorporación del Estado a lo que eran nuevas lógicas de protesta.

En cualquier caso, el mundo que nos rodea nos apremia a empujar a la Historia para que, de una vez por todas, vuelva a caminar, llamar a las lluvias torrenciales para que se lleven este polvo rancio que inunda el ambiente, porque, hoy más que nunca, aunque perdamos, solo se vive luchando.

Daniel López

(Visited 101 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *