Nicaragua, Nicaragüita…

El pueblo nicaragüense con el FSLN y su revolución

Vemos como una vez más un pueblo revolucionario se desangra en las calles. Nicaragua vive los episodios más sangrientos de los últimos años, pero ¿qué hay detrás de las protestas y los muertos?

Nicaragua
Protestas en Nicaragua.

El país sandinista lleva varios días protestando contra las medidas liberales del presidente Ortega, los muertos se cuentan por decenas y los heridos por centenares. Algunos dicen que las protestas son orquestadas por el imperialismo americano, otros dicen que son por la traición de Ortega y el FSLN a la revolución, otros que es cosa de la burguesía estatal… ¿Qué sabemos?

Podemos decir sin miedo alguno que Ortega al igual que otros muchos gobiernos revolucionarios o socialistas, en la práctica han llevado políticas liberales y aperturistas. No importa que modelo observemos en el mundo. Todos, absolutamente todos los estados nación, tienen esas características político-financieras neoliberales. Ahora sí, jamás se podría comparar el modelo revolucionario cubano con el petrocalifato saudí, el chavismo venezolano con el régimen español o el socialismo sirio con el sistema colombiano. Hay medidas liberales tomadas por gobiernos de izquierda dentro del marco mundial capitalista en que insisten en jugar, mientras las cartas se jueguen en base a los lobbies transnacionales, Wall Street, el dólar o el FMI ningún revolucionario o progresista estará fuera de ciertas medidas capitalistas. Eso, aunque suene radical, es asi. Nos guste o no.

Nicaragua parece que se ha roto con estas últimas medidas financieras, pero Ortega ya venía haciendo guiños a la oposición y en algunos casos a lo más rancio y reaccionario del estado nicaragüense. Los pactos vienen de atrás, pero principalmente desde las elecciones asamblearias donde se reforzarían alianzas incluso con los históricos enemigos de la Contra y que tanto daño hicieron al pueblo nicaragüense y al latinoamericano. La Contra fue un vasallo y proxy del imperialismo hegemónico colonialista estadounidense, utilizado para coartar y destruir las revoluciones emancipadoras de los pueblos de Abya-yala. Ni fue un caso aislado, ni es cosa del pasado. El oligopolio global utiliza estas artes y las maneja a la perfección desde su afianzamiento, haciendo uso de mercenarios y vasallos desde cipayos indio-americanos, talibanes en Afganistán, islamo-fascistas disfrazados de rebeldes moderados en Siria o el puro fascismo nazi filtrado como movimiento europeísta en Ucrania.

Aclarada la praxis del imperio, al pseudo-sandinismo de Ortega le toca también su parte. Ortega ha intentando acercar posturas con la burguesía estatal y el tejido empresarial de la nación que lo bloqueaba y rompía relaciones con su gobierno una y otra vez. Los gestos de Ortega intentando articular la situación fueron desacertados como apunté, acercándose a los antiguos contras o incluso pactando con los herederos del repulsivo y asesino dictador Somoza en ciertos casos.

Aclarado esto, no podemos olvidar que la situación de Nicaragua es crítica y lleva mucho tiempo en un coma económico del que la nación no despierta, ni la dejan despertar tampoco (FMI, Banco Mundial…). Ortega con esta reforma fiscal y pensionaria, ponía aun un poco más de peso en un pueblo que ya no puede cargar con más y que ve como el Gobierno al no poder negociar con la burguesía reaccionaria del país bascula presionando más a los trabajadores y trabajadoras del país. La gota que colmó el vaso fue la famosa aplicación de un impuesto del 5% a los pensionados ya de por si apretados hasta la extenuación. La medida liberal es algo habitual en las naciones occidentales y su órbita de naciones vasallas, pero en una sociedad revolucionaria como la nicaragüense, ese punto ha sido el punto de inflexión. Ortega y su gobierno parecen haber basculado, retirando la medida. Sin entrar en paternalismos, deseo y espero que sea consecuente con los principios revolucionarios y cargue contra quiénes no se ha atrevido a cargar en todos estos años, la clase burguesa y oligarcas nicaragüenses. Herederos todos ellos del general Somoza y que conforman un grupo de presión brutal en el sistema, aunque su representación popular sea escasa. A la élite nacional hay que sumarles supra entidades que hacen de consejeros pero a la vez meten la cuña para o bien la muerte de los pueblos libres o bien traen desestabilización a los mismos con idéntico fin. Hablo por ejemplo del FMI, que poco tiempo atrás aconsejaba a Nicaragua tomar medidas como la actual o el país colapsaría.

Predicciones y vaticinios prometedores de la mano del generador de hambre mundial. También EEUU ha estado avisando e invitando a acercar posturas entre gobierno y la Contra, los Somoza y demás élite nicaragüense. Ortega asustado o ansioso de dinero a veces se ha acercado y otras veces ha dudado y esto no gusta. Como diría un famoso lema sionista: “O estas con nosotros o contra nosotros. Pero no dudes porque dudar es estar contra nosotros” Ortega no ha sabido manejarse en aguas profundas y mientras hacia caso al tío Sam o el FMI, también hacía acuerdos estratégicos con China y eso al imperio no le gusta lo más mínimo. No se puede ceder terreno al gigante asiático en Centroamérica porque ya per se es casi dueño también de la deuda yankee y esto les pone a los Trump, Hillary y a sus jefes y dueños de los lobbies en un punto delicado. Más si cabe aún, si sumamos los últimos fiascos cosechados internacionalmente y en concreto en Oriente Medio, donde el epicentro es Siria y la resistencia de su pueblo y sus aliados han roto con la histórica hegemonía aplasta pueblos del intervencionismo atlantista.

Las calles de Nicaragua están en alerta y el pueblo en pie. Ortega y su gobierno han basculado pero veremos que pasos toman a corto plazo, espero se vuelva a la senda revolucionaria que tumbó al asesino Somoza. Un sátrapa que fue conocido como “nuestro querido hijoputa”, llamado así por otro asesino confeso, el líder del régimen estadounidense Delano Roosevelt.

Personalmente sueño con un resurgir de la Nicaragua sandinista, que el pueblo siga movilizado en su ruptura con el neoliberalismo y a su vez alerta de los intentos que tratan de tumbar por completo al FSLN para colocar un muñeco de trapo que sea vasallo de la Casa Blanca y la burguesía de los Somoza. Conocemos bien las tácticas del colonialismo y los medios que controlan, no son teorías conspirativas o paranoias ensoñarías. Mirad como la derecha hondureña tras un pucherazo en toda regla, mató a sangre y fuego al pueblo hondureño en la calle y ni los medios ni las naciones “libres y democráticas” del mundo dijeron nada. O como callan esos mismos con la salvaje y brutal asesina invasión saudí en Yemen. O como miles de movilizados y movilizadas tomaban las calles argentinas bajo una brutal represión y en occidente no se decía ni pio… Hemos tomado nota y debemos estar atentos.

Por una Nicaragua sandinista y revolucionaria.

“… ay Nicaragua sos más dulcita, que la mielita de Tamagas, pero ahora que ya sos libre, Nicaragüita, yo te quiero mucho más…”

Campesinas y campesinos, el pueblo trabajador nicaragüense y su revolución vencieron a 45 años de régimen apoyado por el colonialismo atlántico.

Aritz SO

Twitter: @aRiTz_SO (pinche aquí para enlace directo.)

 

(Visited 435 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *