Sionismo criminal

Sionismo criminal

El otro día vi una noticia sobre una incursión de madrugada del ejército israelí en el campamento de Dheisheh en Bethlehem (Belén), en la que casi asesinan a un bebé de un mes tras lanzar dentro de la vivienda, a las 3 de la madrugada, una granada de gas lacrimógeno. El bebé pudo recuperarse tras la rápida intervención de sus padres, que alertaron a los paramédicos locales.

El campamento Dheisheh: antes/después

En la noticia da datos de cómo el ejército sionistarealizó un promedio de 19 incursiones militares al día en Cisjordania. Un total de 7.000 a lo largo del año”, muchas de ellas en los campamentos de refugiados/as de Palestina.

En mi visita a Palestina con las Brigadas de la aceituna, con la organización Unadikum estuvimos durmiendo un par de noches en Bethlehem junto a este campamento de refugiados/as ayudado a construir por la UNRWA, el segundo más grande de Palestina y, probablemente, el más organizado políticamente.

Dormimos en un albergue del campamento, en el que jóvenes voluntarios internacionales conviven allí durante algún tiempo, así como estudiantes que van allí a hacer trabajos universitarios o proyectos de investigación.

Antiguo checkpoint de acceso al campamento

Lo primero que nos dijeron los estudiantes que vivían en el albergue fue que por las noches no abriéramos las ventanas y no encendiéramos las luces, porque era habitual que los criminales militares sionistas lanzaran granadas de gas por las ventanas. Así, sin más.

La asociación que gestionaba el albergue y trabajaba en el campamento de Dheisheh nos estuvieron dando una vuelta por el campamento. Calles estrechas adornadas por graffitis que recordaban a los mártires y llenas de mensajes contra la ocupación que no sólo servían para explicar lo que allí pasa, sino que era un lenguaje para comunicarse entre los/as habitantes del campamento.





Los criminales sionistas hacían incursiones de madrugada, tres o cuatro por semana, y raptaban jóvenes que tenían en listas negras por el mero hecho de resistirse a que Israel los asesine y robe sus territorios. Miles de familias destrozadas con asesinados entre sus componentes y raptados para encerrarlos en las cárceles israelíes. Así como vivir pendientes de cuándo les va a tocar de nuevo sufrir la barbarie sionista.

La Comunidad Internacional no sólo mira para otro lado ante la barbarie fascista. Pese a eso, la capacidad de organización del pueblo palestino, su lucha por la libertad y la resistencia contra el sionismo criminal es una de las mayores muestras de dignidad que pueda haber en esta mierda de mundo

Tal es la crueldad sionista que a los que habían impuesto largas condenas y morían en la cárcel, ni siquiera entregaban los cuerpos de éstos a sus familiares hasta que no se cumpliera la condena. Una situación descorazonadora y de injusticia que deja sin aliento.

Hay que denunciar el genocidio y apartheid que el ente sionista comete sobre el pueblo palestino, puesto que parte de la Comunidad Internacional no sólo mira para otro lado ante la barbarie fascista, sino que en muchos casos apoyan el proyecto imperialista y criminal sionista.

Pero, pese a eso, la capacidad de organización del pueblo palestino, su lucha por la libertad y la resistencia contra el sionismo criminal es una de las mayores muestras de dignidad que pueda haber en esta mierda de mundo.

Palestina vencerá. Viva Palestina libre.

LA NIÑA / EL GRITO

En la playa hay una niña, la niña tiene familia

Y la familia una casa.

La casa tiene dos ventanas y una puerta…

En el mar, un acorazado se divierte cazando a los que caminan

Por la playa: cuatro, cinco, siete

Caen sobre la arena. La niña se salva por poco,

Gracias a una mano de niebla,

Una mano no divina que la ayuda. Grita: ¡Padre!

¡Padre! Levántate, regresemos: el mar no es como nosotros.

El padre, amortajado sobre su sombra, a merced de lo invisible,

No responde.

Sangre en las palmeras, sangre en las nubes.

La lleva en volandas la voz más alta y más lejana de

La playa. Grita en la noche desierta.

No hay eco en el eco.

Convierte el grito eterno en noticia

Rápida que deja de ser noticia cuando

Los aviones regresan para bombardear una casa

Con dos ventanas y una puerta.

MAHMUD DARWISH Ramalah, agosto del 2006

Juani Boto Garrido.

Redacción La Comuna, Andalucía.

(Visited 92 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *