Homenaje y denuncia de la impunidad a Germán Rodríguez y Joseba Barandiaran en Iruña.

Homenaje

Homenaje y denuncia de la impunidad a Germán Rodríguez y Joseba Barandiaran en Iruña. Recordamos su historia.

8 de Julio de 1978 en Iruña.

El comandante de la policía Armada, Fernando Ávila García, militante de Fuerza Nueva y mando legionario hasta entonces, ya lo había dicho 4 meses antes al tomar el cargo como jefe de la policía Armada, prometiendo dar un escarmiento a la “muy rebelde” ciudadanía de Pamplona… 8 de julio de 1978 en Iruña, fiestas de Sanfermín. Unas 50 personas bajaron al ruedo de la plaza de toros con una pancarta que pedía la amnistía. Los 200 miembros de la policía Armada,muchos más de lo habitual, que había en la plaza, cargaron con todo ya allí mismo, donde hubo 55 heridos, 7 de ellos de bala. Después, en las calles, más de 5.000 pelotas de goma, 1.000 botes de humo y ráfagas de fuego real. En la emisora policial lo dijeron muy claro, “tirad con energía, ¡no os importe matar!”…y mataron.

homenaje

Germán Rodríguez Sanz y Joseba Barandiaran.

Unos 150 heridos en total, 11 de bala y Germán Rodríguez Sanz, militante de LKI ( liga komunista iraultzailea), de 23 años, asesinado de un disparo en la frente, al que la policía Armada añadiría otro asesinato, el de Joseba Barandiaran, en Donostia tres días después, en las manifestaciones por la muerte de Germán.

Una estela fue colocada en el lugar en que murió, siendo varias veces destruida por la ultraderecha. Finalmente, los socios del PP, UPN, colocaron en su sustitución un monumento enorme a los encierros de Sanfermín. El juicio…caso sobreseído en 1983 y nadie responsable, por supuesto.

Escuchad al comandante Ávila…

Huelga general en todo Euskal Herria tras el asesinato en Sanfermines de Germán Rodríguez.

En Donostia, el 11 de Julio de 1978, la Policía Armada carga contra los manifestantes y es asesinado de un tiro en el pecho Joseba Barandiaran Urkola, vecino de Astigarraga de 18 años. Los policías del operativo se encubrieron entre ellos y el caso fue sobreseído 7 años después por no poder identificarse al autor.

Para rematar la semana, dos días después se dio uno de los casos más surrealistas y más demostrativos de la impunidad y desprecio con que actuaba la policía española en Euskal Herria, cuando 200 grises venidos desde Miranda de Ebro asaltaron las calles vacías de Renteria para saquear el municipio, rompiendo escaparates, portales y mobiliario urbano, entre risas y disparos a balcones, robando a su paso artículos que acabarían destrozando antes de irse, e incluso cagando y meando en esos mismos portales y establecimientos.

Eder Mitxelena Foronda.

(Visited 123 times, 1 visits today)