Sergio Fajardo, el Tibio…

Fajardo

Petro y Fajardo. IMAGEN: larazon.co

Fajardo, el hombre tibio de la segunda vuelta en Colombia.

Sergio Fajardo “solo mostraba interés personal, cuando aspiraba a la presidencia del país, y no por el progreso y el bienestar de la nación, es decir, que no era ni frío, ni caliente, o sea es tibio, no es, ni chicha, ni limonada”.

Hablar de política, es un tema muy espinoso y delicado, ya que se pueden herir muchas susceptibilidades, además de ello, quienes lo hagan, pueden ganarse enemigos gratuitos, especialmente en una nación como Colombia, la cual ha sido gobernada por la extrema derecha por más de 200 años y cundo aparecen otras fuerzas o tendencias, distintas a quienes ostentan el poder, la lucha y el ataque es feroz, como lo estamos apreciando actualmente.

Las elecciones de este año 2018 en Colombia, tienen enfrentada a dos corrientes o tendencias políticas, los polos opuestos, la derecha con todo su poderío y maquinaria que gobierna por décadas, como dijimos anteriormente, en esta oportunidad, no con un candidato, sino con varios de ellos, esta es tan fuerte y ambiciosa, que muchos de estos, desean ocupar ese puesto, es así, como Iván Duque Márquez y Germán Vargas Lleras, representan esa rancia oligarquía y poder, sin olvidar a Humberto de la Calle, que aunque un poco apartado de ellos, pero ha hecho carrera a su lado y la izquierda con dos fuerzas, Gustavo Petro Urrego, con la Colombia Humana y Sergio Fajardo Valderrama, con el partido Coalición Colombia, son dos personajes de la sociedad colombiana, que gozan de la simpatía y aprecio de muchos seguidores.

En la primera vuelta, se presentaron muchas anécdotas y circunstancias, puesto que Iván Duque Márquez, un completo desconocido políticamente hablando apoyado y orientado por su jefe, el ex presidente Álvaro Uribe Vélez y por toda la derecha y sus colaboradores, bien sean empresarios, industriales banqueros, ex presidentes de la nación, entre otros, fue quién obtuvo la mayor votación, pero con un manto de dudas y sombras, ya que muchos alegan, que hubo fraude y manipulación, dentro de la registraduría por tachaduras y enmendaduras, encontradas en muchos votos, para favorecer a dicho candidato, aunque, estos sufragios, no le alcanzaron para ganar en la primera instancia, por lo cual, es necesario, una segunda vuelta.

En vista de todas estas circunstancias, los simpatizantes de Petro, estiman que era necesaria la unión es decir, los que sufragaron por Fajardo y los que lo hicieron por Petro, establecerían una unión, para de esta manera derrotar a la extrema derecha, muchos calificaban a Sergio Fajardo en sus intervenciones y opiniones de campaña, como el tibio y así sucedió, puesto que este, decidió no apoyar a ninguno, de los candidatos, especialmente a Petro, con quien es más afín, en sus planteamientos e ideas políticas, con esta decisión, dejó a sus seguidores, a la deriva.

Dicha actitud, generó descontento y hasta rechazo de parte de algunas personas, tildándolo de irresponsable y cobarde, ya que solo mostraba interés personal, cuando aspiraba a la presidencia del país, y no por el progreso y el bienestar de la nación, es decir, que no era ni frío, ni caliente, o sea es tibio, no es, ni chicha, ni limonada, dijeron algunos, que esta, era la oportunidad para mostrar el amor hacia su pueblo, de igual manera, el descontento y decepción de muchas personas fue grande, extrañados, que de nada valían tantos títulos y que una persona tan preparada, mostrara esa actitud.

Dr. en matemáticas de la universidad de Wisconsin, director del Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquía, quien había desempañado varios cargos públicos, desde alcalde de Medellín, (2004-2007) hasta gobernador de Antioquía (2012-2015) fue fórmula vice presidencial de Antanas Mockus, en su aspiración a la presidencia de Colombia en el 2010, miembro de la Comisión Nacional de Ciencias básicas, y de la Comisión Nacional de Maestrías y Doctorados, Profesor y director de investigación en universidades de: Universidad de los Andes, Universidad de Wisconsin, Universidad Católica y la Universidad Católica de Oslo en Noruega, así como director del periódico el Colombiano, columnista del diario El Mundo, del Espectador y de la Revista Dinero.

Todos estos títulos y cargos, en vez de enorgullecer a sus simpatizantes, los desmotivan más, puesto que deberían servirle para reflexionar y tomar conciencia y unirse a sus semejantes o iguales, políticamente hablando, en vista de las circunstancias los simpatizantes de esta alternativa política, están frustrados y decepcionados y se preguntan si no es la izquierda y la extrema derecha, no ha podido o no ha querido, entonces quiénes serán los que enrumben a la nación hacia un futuro mejor, sin importar el nombre o tendencia, para favorecer a los más necesitados y explotados, se necesita un verdadero cambio en Colombia, pero no de palabras, si no de acciones.

Iván Fernando Márquez Gómez

Redacción La Comuna Belleville Colombia.

Para su perfil en twitter: @LeyendaIvn

(Visited 92 times, 1 visits today)