Prioridades: la jerarquía de la información en un Estado proto-fascista.

prioridades

Prioridades de la información: la barbarie capitalista que niega a las mayorías las posibilidades de una vida digna.

La violencia estructural, la violencia capitalista, es de donde  emanan las violencias culturales (xenofobia, misoginia, LGTBIfobia, clasismo…).

Quiero hablar de la ola de xenofobia y misoginia que han levantado los medios hegemónicos de comunicación, que no es otra cosa que la extrema derecha oportunista. Quiero hablar sobre la vergüenza que es para el periodismo que haya tenido que ser la madre de Gabriel Pescaíto la que haya tratado de frenar esta ola de odio inducida por esos medios de comunicación en propiedad de la burguesía. Quiero hablar del asesinato en el Barrio de Lavapiés de Mmame Mbage, de Senegal, que corría perseguido por la policía cuando sufrió parada cardiaca sólo por vender items sobre una manta en la calle, y que nunca será registrado como asesinato.

Prioridades
Altar donde falleció Mmame Mbage. Barrio de Lavapiés, Madrid.

Quiero hablar de los mensajes del grupo de WhatsApp de esos policías, donde se pueden encontrar perlas como “hay que comenzar con las cacerías de guarros”, “panda de hijos de puta, los moros y quienes los defienden”, “yo los tiraba al mar, comida para peces”. Quiero hablar de la desvergüenza con la que la justicia ha dejado impune la agresión de la policía a varios fotoperiodistas independientes en la manifestación pacífica ‘Jaque al Rey’ de 2014.

Quiero hablar de todo esto, y en cierta medida lo estoy haciendo, pero quiero señalar la violencia estructural, la violencia capitalista, de la que emanan las violencias culturales (xenofobia, misoginia, LGTBIfobia, clasismo…), que se reproduce en la violencia física, y que las violencias culturales retroalimentan a su vez para justificar y negar esa propia violencia estructural capitalista de negación de las necesidades básicas para unos medios de vida digna entre las mayorías. Esta tesis del ‘Triángulo de la Violencia’ la expone Johan Galtung, sociólogo noruego.

Y es que la que debería ser noticia a primera plana en todos los medios de comunicación de este Estado psicótico liderado por esa burguesía psicópata, es que los seis mayores bancos del Reino de España —Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, BancSabadell y Bankinterno han pagado, en conjunto, ni un sólo euro por el Impuesto de Sociedades desde el inicio de la crisis económica, pese a haber ganado 84.000 millones de euros en el mismo periodo.

De hecho, la factura fiscal de ese periodo, globalmente considerada, ha sido incluso positiva para esas entidades financieras, al generar un saldo a su favor de 164 millones de euros en números redondos. Todo esto, sin contar los más de 60.000 millones de euros que el gobierno da por perdidos para rescatar a nuestros mayores explotadores. Hacienda no sólo no ha tenido un ingreso neto por la aplicación del Impuesto de Sociedades a los beneficios de la gran banca, sino que ha tenido o va a tener que devolverle dinero procedente de las arcas del Estado, una cantidad que está alrededor de los 164 millones de euros, específicamente.

Para hablar del crimen hay que conocer a fondo sus causas, para comprender los motivos por los cuales la extrema derecha hegemónica española está causando esta ola mediática de xenofobia, misoginia y clasismo, que no sólo es criminal en sí misma, hay que comprender la función que tiene para ocultar el mayor crimen de todos: la barbarie capitalista que niega a las mayorías las posibilidades de una vida digna.

Gonzalo Grimaldi.

(Visited 110 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *