Lo que de verdad molesta del revocatorio de Iglesias

Lo que de verdad jode de este circo de revocatorio es que se vinculen decisiones del ámbito personal a consultas a las bases para proyectar una imagen entre victimista,  mesiánica y auto-referencial hasta el esperpento, peronista en el peor sentido de la expresión.

Ustedes ya son mayorcitos para saber en qué se meten, en qué no y qué coste político puede llegar a tener en unas elecciones representativas dentro de una sociedad que se ve lentamente aniquilada ante la miseria, que se encuentra bajo una esclavitud salarial tan abrupta, en los casos en los que no se encuentran desempleados y precarizados hasta lo indecible.

Pablo Iglesias visita La Zarzuela. Paco Campos, Agencia EFE.

Una consulta a las bases como la propuesta va a tener una participación muy baja porque la gente que vota no lleva babero, como ustedes pretenden hacer creer a la opinión pública. Miren, lo que interesa de verdad es que ustedes pregunten asuntos de alto calibre político como por ejemplo, que si ganan unas elecciones por mayoría absoluta se van a socializar sectores privados de la industria como la energía o la industria naval, si van a expropiar la tierra a los grandes latifundistas, si quieren continuar en el Euro o tener una banca pública fuerte y soberana que no esté al dictado del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y del Banco Central Europeo, si queremos permanecer en la Unión Europea o simplemente quedarnos en Schengen como otros Estados que ya tienen esas relaciones internacionales con la Unión Europea, si se va a permanecer en la OTAN o no, y no estupideces cuyo único fin es reforzar la auto-imagen de sus liderazgos.

[…] Miren, lo que interesa de verdad es que ustedes pregunten asuntos de alto calibre político como por ejemplo, que si ganan unas elecciones por mayoría absoluta sí se van a socializar sectores privados de la industria como la energía o la industria naval, si van a expropiar la tierra a los grandes latifundistas, si quieren continuar en el Euro o tener una banca pública fuerte y soberana que no esté al dictado del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y del Banco Central Europeo, si queremos permanecer en la Unión Europea o simplemente quedarnos en Schengen como otros Estados que ya tienen esas relaciones internacionales con la Unión Europea, si se va a permanecer en la OTAN o no, y no estupideces cuyo único fin es reforzar la auto-imagen de sus liderazgos. […]

¿Quién maneja esta barca? ¿Qué hace un tipo como Echenique que llegó de estar afiliado en Ciudadanos y cuya posición en 2003 fue apoyar a los Estados Unidos de América en la Invasión de Irak—cuando un año antes esa potencia se había largado corriendo de la Corte Penal Internacional para evitar pasadas, presentes y futuras condenas por crímenes de lesa humanidad—, ¿qué hace un tipo como Echenique dirigiendo como un banquero codicioso la estructura orgánica de un partido que pretende gobernar y  no permite que la mitad de los municipios andaluces de más de 50.000 habitantes vayan a poder presentar candidaturas municipalistas asociadas a su marca en 2019? ¿por qué debemos asumir la desconfianza de alguien que precisamente lleva esa trayectoria política? ¿De qué mierdas va esta telenovela chunga que ni en Televisa la emitirían?

Lo que queremos es hacer política y decidir qué construimos, no tragar seriales melodramáticos que traten a la militancia como si no estuviera a la altura de lo que una verdadera democracia exije. Merecemos saber más de política, economía, organización obrera y redistribución hasta lograr la capacidad intelectual de comprensión que pueda llevar a una situación en la que un pueblo instruido tome decisiones de forma adulta y consciente, sin tutelas que son asaltos financieros a la soberanía popular desde organizaciones bancarias supra-estatales que supeditan las condiciones sociales, laborales, de acceso a vivienda, a una nutrición de mínimos, las decisiones políticas que nos lleven por ejemplo a crear una industria pública estatal, a rechazar una ingeniería fiscal tóxica para la redistribución como es el estatus legal de grandes sociedades privadas de capital.

Queremos tomar el control de nuestros destinos, decidir el camino de nuestros pueblos, no ver el capítulo número catorce mil doscientos treinta y nueve de este Falcon Crest pequeño-burgués que cada vez se muestra más como una huida hacia el refugio de una oposición que no tendrá capacidad de decisión en temas tan determinantes para nuestras condiciones vitales, decisiones para tomar el control de nuestro devenir político colectivo.

Por mí como si Iglesias y Montero se hipotecan hasta el siglo XXIII, pero dejen de hipotecar nuestro futuro político a unos intereses imposibles de asumir, que encadenan nuestras vidas,  y la de las generaciones futuras a la completa sumisión y rendición hacia los grandes poderes de la banca internacional y de los mercados financieros, a través de la desmovilización que se vio con tanta contundencia el año 2013.

Gonzalo Grimaldi para Revista La Comuna

Playlist de colaboraciones de Ana García Llorente, Gata Cattana,  licenciada en politología, master en relaciones internacionales, poeta, rapera y antigua alumna de Pablo Iglesias en la Universidad Complutense.

(Visited 377 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *