Siria será la tumba del imperialismo.

Tumba

El pueblo Sirio sale digno a festejar el fracaso del imperialismo en su ataque.

El pueblo sirio, por Derecho propio, ya es un Gigante absoluto de la Historia.
Ahora más que nunca, Siria será la tumba del imperialismo.

No he dormido hasta las 6:30 de la mañana. Bien, podría compartir la imagen de algún bombardeo, de Damasco iluminado por el horror o de alguno de esos Tomahawk sedientos de sangre. Pero esa no es la imagen de lo sucedido esta madrugada. Primero, porque en términos generales, y a la espera de saber si se han producido bajas civiles, el ataque ha sido un fracaso monumental. Los delirios de Trump, así como los instintos imperialistas de franceses y británicos, han sido humillados por la defensa antiaérea siria. El gozo de los lunáticos, criminales y genocidas, en un pozo. Y segundo, porque ninguna imagen de misiles ni de nada parecido, refleja mejor el espíritu del pueblo sirio que ésta.

Lo he pasado verdaderamente mal, esta noche, con una mezcla de angustia y de odio (mucho odio, eterno, al imperialismo). Precisamente por eso, me imagino, no podría explicaros la llorera tan agradecida que me ha entrado, cuando he visto esta imagen. Por favor, ¿se puede ser más digno, más valiente, más heroico que el pueblo sirio? Ahí les tienen. Esta imagen se produce INMEDIATAMENTE después de darse por finalizado el ataque. El pueblo sirio sale a la calle, con aplomo, a reír, a abrazarse, a celebrar y apoyar a su glorioso Ejército. A decirles a los criminales yanquis, franceses, británicos e israelíes (malditos seáis todos) que no tienen miedo. Que confían plenamente en su Ejército y en su legítimo Presidente.

Váyanse a su casa, yanquis de mierda. Admitan su derrota, admitan que han sido humillados, otra vez, por el pueblo unido de la milenaria República Árabe Siria. Ya claudicasteis en Vietnam. Y ahora claudicaréis en Siria. Dejen, de una vez, traer paz a los corazones de los sirios.

Dar las gracias, no ya por lo sucedido esta noche, sino en general, a Rusia; a Putin, por saber cuál es su lugar, sea por el motivo que sea; a la Guardia Revolucionaria Iraní, a Hezbolá… Pero sobre todo, una vez más, gracias a la República Árabe Siria, por estos 7 años de Resistencia, por ser el faro mundial de la Paz. Nunca podremos estar lo suficientemente agradecidos.

El pueblo sirio, por Derecho propio, ya es un Gigante absoluto de la Historia.
Ahora más que nunca, SIRIA SERÁ LA TUMBA DEL IMPERIALISMO.

Roi García Camino.