“Solo desde el socialismo se puede vencer al virus del SARS-CoV-2, al virus de la ignorancia y al virus conspiranoico”

    Por mucho que alguna gente se dedique a generar ruido alrededor de las vacunas, los datos hablan y hablan muy claro: el aumento exponencial de casos en los últimos días se da de manera mucho mayor en los sectores no vacunados. Y aunque los casos han aumentado, las muertes han descendido notablemente, hasta incluso desaparecer durante días en algunos países.

     Estas primeras vacunas han sido un gran éxito de la ciencia en su lucha contra el Covid, porque están sirviendo al propósito para el que fueron diseñadas: reducir la gravedad, incluso la mortalidad, de la enfermedad.

    Entre los sectores antivacunas y menos informados de la sociedad, se suele hablar mucho de que, aunque te vacunes te puedes contagiar y usan este dato para atacar a las vacunas y a la campaña de vacunación. Lo que esos antivacunas y gente menos informada elude en sus análisis y chascarrillos, es que la vacuna jamás ha sido presentada como 100% eficaz (1). De hecho, ningún medicamento lo es. Hay una franja de entre 5 a un 15%, más o menos, en la cual las vacunas no son eficaces, por tanto, sí, te puedes contagiar incluso con la pauta completa. Pero la cuestión es, que esos contagios son mucho más leves y muy pocos de ellos acaban en la UCI o con la muerte del paciente. Y es justo en este punto, donde las vacunas están demostrando, repito, su eficacia, incluso muy por encima de lo que se anunciaba en un primer momento (2).

    Y hasta aquí lo que corresponde al producto en sí: las vacunas, todas las vacunas existentes contra el virus del SARS-CoV-2.

    Pero está claro que hay que hacer un análisis concreto sobre las vacunas y el capitalismo, incluso otro sobre las vacunas y la geopolítica.

    No se puede obviar, por muy defensor que seamos de las vacunas y de su eficacia para erradicar esta y otras enfermedades, o como poco hacerlas menos peligrosas, que hay fuertes intereses económicos entre las grandes farmacéuticas. De hecho, cualquier empresa y cualquier sector económico dentro del modelo de producción capitalista tienen esos intereses. Nadie monta una empresa dentro del capitalismo, sea de lo que sea, incluyendo las del lobby de las llamadas “terapias naturales” o “alternativas”, que no sea para ganar dinero. Y no para ganar un poco de dinero, sino para ganar el máximo de dinero posible.

    Bajo esa óptica, es sensato pensar que pueden existir malas praxis o campañas comerciales agresivas basadas en poca o mala evidencia científica, para seguir vendiendo vacunas. Es algo en lo que siempre debemos estar alerta. Pero, aunque la línea entre la defensa de la vacunación y la posibilidad de que seamos víctimas de una campaña de venta injustificada de vacunas, es muy fina, hay un método para saber si debemos posicionarlos a un lado o al otro: informarnos en base a la evidencia científica y los datos existentes. Es tan estúpido el que se cree todo sin cuestionarse nada, como el que, desde una falsa rebeldía, se niega a creer en ningún dato que se ofrece desde los organismos oficiales. De hecho, son las dos caras de la moneda del desconocimiento que lleva al “cuñadismo” y a la desinformación.

    Tampoco podemos obviar que, si tuviéramos unas farmacéuticas públicas, sometidas al interés general y alejadas de la lógica del mercado capitalista de extracción del máximo beneficio posible, muchos de nuestros miedos y reticencias deberían desaparecer. Sobre todo, entre aquellos que son antivacunas por principios ideológicos o defensores de la pseudociencia por intereses económicos.

    La isla de Cuba, un país en vías de desarrollo y con muchas dificultades económicas por culpa de un embargo económico que dura décadas, han sido capaz no solo de producir una, sino cinco vacunas: Soberna 1, Soberana 2, Soberana 3, Abdala y Mambisa (3). Las vacunas cubanas tienen también varias dosis y nadie en su sano juicio, exceptuando los antivacunas y demás lobistas de las pseudociencias, diría que es para vender más vacunas, ya que en la isla no existen farmacéuticas privadas.

     

    Si tan preocupado estamos de que las grandes farmacéuticas nos puedan estar engañando para vender vacunas sin necesidad, proponiendo el aumento de las dosis (4), pues organízate y lucha por unas farmacéuticas públicas. Bueno, mejor todavía, organízate y lucha por superar el sistema capitalista y empezar a construir el socialismo, así no tendrás razones para pensar que hay fuertes intereses económicos en las campañas de vacunación.

     Y, para terminar, hay que abordar otra cuestión: la vacunas y la geopolítica. Y aquí tenemos dos temas encima de la mesa, por un lado, la cuestión de porqué algunas vacunas están siendo “boicoteadas” por las diferentes agencias encargadas del control de los medicamentos y, por otro lado, la cuestión de que las vacunas no están llegando a todas las partes del planeta, con la dirigencia necesaria para hacer eficaz la campaña de vacunación a nivel global.

    Las vacunas producidas en la Federación Rusa, en la República Popular de China y en Cuba no están siendo aprobadas y reconocidas por las autoridades sanitarias de EEUU y la UE, ¿es una cuestión científica o es una cuestión geopolítica? Yo no tengo los datos para afirmar al cien por cien una cosa u otra, pero si tengo la capacidad de análisis para entender que con la pandemia y muy especialmente con las vacunas, hay una agudización de la pugna entre bloques geopolíticos. Por un lado, EEUU y la UE quiere demostrar la superioridad técnico-científica y moral de su modelo y por otro lado los países soberanos (5), que están demostrando que hay un mundo multipolar en auge y que son capaces de dar respuesta a las necesidades de los pueblos del mundo, al margen de la lógica del capitalismo y/o del neoliberalismo. De hecho, las vacunas de estos países soberanos son las únicas que están llegando a los países más pobres y en vías de desarrollo.

    Y aquí es donde tenemos el segundo tema: la vacunación a dos velocidades. La evidencia científica lo tienen claro, cuanto más tiempo este circulando el virus más mutaciones tendrá este. Y si a esto le sumamos que la mitad de la población esta vacunada, más probabilidades existen de que alguna de esas mutaciones sea resistente a las actuales vacunas (6). Esto sería un verdadero desastre, tiraría por tierra todos los avances que hemos realizado estos meses y nos mandaría directamente a la casilla de salida, febrero-marzo del 2020, pero con una cepa del virus mucho más agresiva.

    Pero los marxistas no podemos obviar que la pugna geopolítica no deja de ser “lucha de clases” entre países. Lo mismo que tenemos una lucha de clases entre los trabajadores y trabajadoras y los y las burguesas; hay una lucha a nivel planetario para hacerse con los recursos naturales y los mercados por parte de los países imperialistas. Por tanto, a nivel de lucha volvemos también a la casilla de salida: no hay dentro del capitalismo ni una posibilidad real de vencer a la pandemia por mucho que las vacunas sean un verdadero éxito. Las vacunas, en unos pocos países “privilegiados” por sí solas no van a poder frenar la pandemia, pero van a servir eso sí para reducir la gravedad de la enfermedad y los miles de muertos diarios, así que no seas “cuñado” y si tienes ocasión de vacunarte, hazlo. Pero fórmate y organízate para superar el capitalismo.

    Solo desde el socialismo, como lo ha demostrado China y Vietnam y en otra medida Cuba, se puede vencer al virus del SARS-CoV-2, al virus de la ignorancia, al virus del “cuñadismo” y al virus del “trumpismo” conspiranoico.

     

    Notas:

    (1). Datos sobre la eficacia de las vacunas: • Gráfico: ¿Qué tan eficaces son las vacunas contra la COVID-19? | Statista y Vacunas Covid: eficacia según el Gobierno de España (redaccionmedica.com) –  • Gráfico: ¿Qué tan eficaces son las vacunas contra la COVID-19? | Statista y Vacunas Covid: eficacia según el Gobierno de España (redaccionmedica.com)

    (2).  Las muertes semanales por Covid en España caen un 90% desde que empezó la vacunación | Sociedad | EL PAÍS (elpais.com)- [1] Las muertes semanales por covid en España caen un 90% desde que empezó la vacunación | Sociedad | EL PAÍS (elpais.com)

    (3). Abdala y Soberana 02: Cuba logra la primera vacuna latinoamericana con datos de efectividad al nivel de Pfizer y Moderna | Sociedad | EL PAÍS (elpais.com)- Abdala y Soberana 02: Cuba logra la primera vacuna latinoamericana con datos de efectividad al nivel de Pfizer y Moderna | Sociedad | EL PAÍS (elpais.com)

    (4). El negocio de la tercera dosis de Pfizer cae en saco roto: las autoridades no la creen necesaria – elEconomista.es- 

    El negocio de la tercera dosis de Pfizer cae en saco roto: las autoridades no la creen necesaria – elEconomista.es

    (5). Entendemos por países soberanos aquellos países que no obedecen los dictados de EEUU y la UE, países que tienen su propia agenda para el desarrollo y ayudan a propiciar un bloque antihegemónico para un mundo multipolar. Entre otros, en esos países podemos incluir a Rusia, China, Irán, Venezuela y Cuba.

    (6).  Coronavirus: ¿Qué hace que unas variantes del SARS-CoV-2 sean más peligrosas que otras? (consalud.es)- Coronavirus: ¿Qué hace que unas variantes del SARS-CoV-2 sean más peligrosas que otras? (consalud.es)

    Autor

    + artículos

    Subdirector y Responsable del Área de geopolítica y antiimperialismo en Revista La Comuna

    Consultor IT, miembro del Equipo Coordinador de la Revista La Comuna. Miembro de la Plataforma "Siriaren Alde" de Euskal Herria, de la Asociación Cultura "Volver a Marx"

    Participa en diferentes grupos de análisis sobre Ciberseguridad (Blue Team) y Ciberinteligencia (OSINT)