Yuri Pimentel, Viceministro para África, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, envió un mensaje a las organizaciones que desde España trabajan promoviendo el panafricanismo

““El legado de Thomas Sankara, es una llama que enciende las ideas revolucionarias que impulsan a los pueblos a realizar las transformaciones políticas, económicas y sociales, para forjar naciones libres y soberanas” Yuri Pimentel 

“Latinoamérica ha vivido históricamente las mismas tensiones que ha sufrido África, entre la voluntad de emancipación e independencia de sus pueblos, y la agresión multifactorial, permanente, de los factores de poder hegemónico del imperialismo, y al mismo tiempo se asemejan en su heroica resistencia frente al agresor”

Así lo expresó el Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en España, Mauricio Rodríguez, el pasado jueves durante su intervención en el “Homenaje a Thomas Sankara, el Ché Guevara africano”, organizado por la Editorial Wanáfrica y la Fundación de Investigaciones Marxistas, y en el que también participaron la diputada a la Asamblea de Madrid, Sol Sánchez(Unidas Podemos), Raquel Okanene, divulgadora de la Asociación Cultural  “Angata”, Nora García, responsable para África de la Comisión Internacional del Partido Comunista de España y Ana Zarandona, coordinadora de la editorial Wanáfrica en Madrid. La moderación estuvo a cargo de Carlos Bielsa, del PCE e Izquierda Unida en Madrid.

En sus palabras de bienvenida, Bielsa destacó que este evento es el primero del Ciclo de Jornadas “Pensamiento Africano de ayer para mañana”, que se desarrollará hasta marzo de 2022, a través del cual se rendirá tributo a los líderes africanos que lucharon contra el imperialismo, y para dar a conocer sus legados en España.

Ana Zarandona, representante en Madrid de editorial Wanáfrica intervino paraindicar que acompañan esta iniciativa con la exposición de libros “en los que se difunden verdades históricas como el asesinato de Thomas Sankara, que han pretendido ocultar, un luchador contra el imperio, defensor del feminismo, que convenció a la nación de que la mujer tenía que tener un espacio en la sociedad africana, para poder avanzar en las transformaciones.”

Un legado presente

La primera exposición estuvo a cargo de Raquel Okanene, divulgadora social de arte y cultura africana, y miembro de la Asociación Cultural Angata, quien narró su experiencia en Burkina Faso, donde tiene más de 20 años desarrollando un proyecto social que le ha permitido recorrer el país, encontrándose siempre con el rostro impreso en distintas formas y en infinitos lugares, de Thomas Sankara.

“Es una figura que definitivamente está sembrada en el pueblo burkinés y pesar de que han pasado muchos años de su asesinato, (octubre de 1987), sus ideas y su legado siguen estando muy presentes en el corazón y la conciencia del pueblo de Burkina Faso, que bajo el mandato de Sankara, logró tomar conciencia del rol protagónico de la sociedad en esas transformaciones y que África volviera la mirada hacia la nación burkinesa, que sintieran orgullo.”

A su asesinato -continuó- le sucedió una dictadura de 27 años, corrupta, pero en el año 2014, varios movimientos ciudadanos congregaron a más de un millón de personas que salieron a la calle, con un saldo lamentable de más de 40 muertos, pero lograron que el dictador renunciara y huyera. En esos movimientos el legado de Sankara está presente y recientemente se ha ordenado reabrir las investigaciones para determinar las responsabilidades de su asesinato, lo cual es una señal inequívoca de que algo se está moviendo en la sociedad burkinesa.”

Deuda odiosa, el precio de su vida

Para la diputada Sol Sánchez (Madrid- Unidas Podemos), la firme posición de Thomas Sankara al ser el primer mandatario africano en denunciar la opresión de la deuda, como nueva forma de colonialismo, y procurar que todos los países del continente se negaran a pagarla, fue lo que le costó la vida.

“En los años 80 se enfrentó abiertamente con mucho desparpajo con el Banco Mundial y el FMI, denunció que los préstamos a los países periféricos que se estaban haciendo en los años 80, que la mayoría eran antiguas colonias (Asia, África y América Latina), se otorgaban con la excusa -y eso sigue ocurriendo- de buscarel desarrollo de esos países, pero que estaban sirviendo para perpetuar la sumisión colonial a los antiguos dueños de esos territorios.”

“Sankara llamó deuda odiosa, al dinero que se pide y directamente se utiliza en contra de la población, lo cual ha pasado durante décadas. El líder burkinés intentó dejar de contratar más créditos con las instituciones financieras internacionales, estatizó la mayor parte delos recursos del país, realizó una reforma agraria para acabar con la hambruna, otorgó la tierra directamente a los campesinos con lo cual logró disparar la productividad llegando a casi la soberanía alimentaria del país. Todo el pensamiento de Sankara en el plan económico, va en contra de toda la ortodoxia regional.”

 Un feminista que fue a la raíz de las cosas

Para Nora García, del PCE, “con solo 4 años en el poder, Sankara fue capaz de romper con las cadenas coloniales y emprender lo que llamó una Revolución democrática y popular con la que se enfrentó al neocolonialismo francés.”

“Cambió el nombre colonial de su país por Burkina Faso, que significa tierra de personas íntegras, tocaba guitarra eléctrica en su grupo de Jazz, compuso el himno de esa nación ‘Una sola noche’. Sus discursos constituyen un pensamiento actual, y destacó por sus políticas feministas. Su legado continúa, pese a 27 años de dictadura, pues las personas íntegras han vuelto a poner a Sankara en el lugar que les pertenece.”

García fustigó que todavía hoy hay quienes ven a África como el sitio al que hay que ir a investigar, “como si no hubiera nadie aquí produciendo análisis”.

“Tenemos mucho que aprender de África y de líderes como Sankara que fue a la raíz de las cosas, “haciendo pedagogía hasta con los líderes políticos del mundo. Politizó al pueblo y decía que en estos tiempos de tempestades no podemos dejar a nuestros enemigos de ayer ni de hoy, el monopolio del pensamiento, de la imaginación y de la creatividad”.

Mensaje de solidaridad desde Venezuela

Durante el evento fue proyectado un video con un emotivo mensaje del Vice-ministro para África del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, Yuri Pimentel, quien auspició éxito al Ciclo dedicado a la difusión del pensamiento africano en España e invitó a estrechar lazos para acciones comunes entre Venezuela y las organizaciones que promueven el panafricanismo desde la nación ibérica.

“El legado de Thomas Sankara, es una llama que enciende las ideas revolucionarias que impulsan a los pueblos a realizar las transformaciones políticas, económicas y sociales, para forjar naciones libres y soberanas, con la dignidad que nos enseñó este luchador africano, y el impacto que tuvo en la juventud de su país y en las juventudes del mundo. Desde Venezuela alzamos las mismas banderas de lucha de Sankara, quien denunció el viciado mecanismo de la deuda externa. En América Latina también podemos dar testimonio de ese mal común, heredado de los sistemas coloniales, del neocolonialismo, del neoliberalismo, de todo el régimen imperial que se impuso en las últimas décadas en nuestra región”.

Tras estas palabras, intervino para cerrar el evento, el Embajador de Venezuela en España, Mauricio Rodríguez, quien hizo una breve caracterización de las similitudes entre las agresiones imperiales que desde la era colonial hasta nuestros días se han producido tanto en África como en los países de Latinoamérica, “no para victimizarnos, sino para entendernos como un todo, hallarnos los unos en los otros, comprender que el imperialismo es una bestia global y que la respuesta necesariamente ha de ser desde lo común, desde lo que nos identifica y hermana en la esencia profunda de nuestros pueblos.” 

Entre las similitudes de ambos procesos de agresión, destacó el diplomático venezolano, que “más de una vez fueron algunos sectores de las propias élites nacionales, tanto en África como en América, los que convocaron a las potencias extranjeras para que intervinieran, dada su incapacidad para resolver los problemas internos, o bien como arietes locales interpuestos para facilitar la injerencia extranjera. Esto en Venezuela ha sido una constante desde que comenzó la Revolución Bolivariana en 1999, hasta nuestros días. Afortunadamente han sido derrotados por el patriotismo de nuestro pueblo y de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana.”

Destacó que el sistema que hoy impera, basado en el injusto orden internacional que nació a fines del siglo XV, se edificó sobre el exterminio, la sumisión y el expolio de los pueblos originarios de América y de África, un genocidio de incalculable magnitud, recalcó.

En América Latina, dijo, citando datos de la Cepal, habitan alrededor de 200 millones de personas de ascendencia africana, que en la primera década del siglo XXI contribuyeron a cambiar el mapa geopolítico del continente.

El asedio económico: préstamos y sanciones

“Decía Thomas Sankara que el imperialismo es un sistema de explotación que se produce no solo en la forma brutal de quienes vienen con armas para conquistar el territorio, también a menudo ocurre en forma más sutiles, un préstamo, ayuda alimentaria, chantaje. Estamos luchando contra este sistema que permite que un puñado de hombres en la Tierra gobierne a toda la humanidad.”

Advirtió el Embajador venezolano que las agresiones tanto en América Latina como en África, no han sido sólo físicas o en forma de Golpes de Estado convencionales, sino que han optado por fórmulas de dominación multifactorial, de estrangulamiento económico e imposición de marcos culturales ajenos, también. “La suma de todos estos factores ha sumido a nuestros países en ambos continentes a padecer empobrecimiento, analfabetismo y todo tipo de exclusión.”

Rodríguez precisó que la triangulación de África con América Latina, da cuenta de varias experiencias con diferentes niveles de efectividad, y en particular sobre las impulsadas por el Comandante Hugo Chávez destacó la Agenda África diseñada en 2005 “como una iniciativa de política exterior de Venezuela, fundamentada en las grandes coincidencias culturales e históricas que nos unen con el África.”

Venezuela había estado de espaldas a ese continente y a partir de entonces surgieron nuevas acciones y avances en aras de lograr un entendimiento en condiciones de igualdad entre los Estados africanos y americanos, esgrimió.

Por último, el Embajador venezolano, retomando el tema de las diferentes formas de ataque del imperialismo, se refirió al asedio y al bloqueo que ha sufrido la Revolución Bolivariana especialmente desde 2014, con un total de 17 medidas coercitivas unilaterales, ilegales dictadas contra Venezuela, por el gobierno de EEUU y sus aliados, con la finalidad de derrocar al gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro.

“Han confiscado nuestros recursos, por medio del bloqueo de cuentas bancarias en el exterior, se impide al Estado adquirir cualquier bien o producto a nivel internacional, asfixia que ha sido incrementada en medio de una pandemia, se castiga a las empresas que decidan transar con el Estado venezolano o persona jurídica afín”

“El bloqueo de EEUU ha robado a la nación bolivariana el equivalente a seis años del presupuesto general del Estado venezolano. Nuestro pueblo, con la misma dignidad de los pueblos de África, seguirá resistiendo y venciendo. Desde Venezuela siempre alzaremos la voz para defender la libertad, la paz, la autodeterminación y la convivencia entre los pueblos.”

Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en España, 10 de septiembre de 2021