“El modelo de globalización de la fabricación actualmente existente es muy vulnerable a vaivenes tanto geopolíticos como cuestiones de crisis sanitarias”

“ Tener que traer desde la otra parte del globo prácticamente toda la producción, aparte de insostenible medioambientalmente, es sumamente delicado por lo vulnerable de la cadena de suministros. Un argumento más para replantearse políticas de reindustrialización para nuestros países ”

Para poca gente es desconocida la llamada “crisis de los contenedores” que actualmente atraviesa la cadena de suministros que lleva de Asía a Europa y América. Varios países de Asía son una especie de “fábrica del mundo”, desde China a Vietnam pasando por Bangladesh entre otros. Por tanto, muchos de los productos, de todo tipo, que consumimos en Europa o que consumen en el continente americano, tienen que ser trasportados desde esos países.

Ese transporte se suele hacer normalmente en enormes buques portacontenedores que atraviesan las principales rutas marítimas a través del globo. Estas rutas hoy en día tienen puntos que están sobresaturados. Los puertos son otro de los elementos a tener en cuenta para entender el problema, China por ejemplo posee entre siete y ocho de los puertos más grandes e importantes del mundo.

Rutas marítimas principales

Estos puertos han sufrido, y sufren actualmente, importantes restricciones por el tema del Covid, que en China se toman con mucha seriedad. Esto hace que las operaciones de carga y descarga de contenedores sean más lentas.

Muchos de los contenedores ya enviados desde Asía a países de Europa o a EEUU están retenidos en los puertos de destino por la misma cuestión: restricciones por Covid en las operaciones portuarias de carga y descarga.

Al verse interrumpido el flujo normal del transporte marítimo de los contenedores, ya sea porque están parados en puertos de destino o porque no hay retraso en las operaciones portuarias de origen, ha hecho que el precio de flete de estos se encarezca exponencialmente. El año pasado costaba entre 1000 y 2000 USD mover un contenedor y hoy en día cuesta entre 14.000 a 17.000 USD mover ese mismo contenedor, aunque estos datos varían según las fuentes consultadas. Al aumentar el costo del transporte también está aumentando el precio del producto final, una de las razones que explican el encarecimiento de los productos básicos y la inflación.

Aumento del gasto de envío internacional y regional. Fuente: SeaIntelligence Consulting

Como hay menos contenedores moviéndose también hay menos mercancías que salen de origen y llegan a destino, lo que está poniendo en peligro la cadena de suministro desde las grandes fábricas en Asía a los comercios en Europa y América. Algunos expertos auguran que esta campaña de navidad puede haber una ruptura de stock y falta de productos, lo cual para el pequeño comercio que ya sale de una situación delicada por la pandemia, puede ser una estocada final.

Otra razón esta que también la producción en origen se ha visto tocada por las restricciones, lo cual hace que algunas empresas chinas, y de otros países, estén entregando menos productos y agravando de esta manera aún más el problema de los suministros y productos hacía nuestros países.

¿Quién fabrica en el mundo? IMAGEN- magnet.xataka

Si hay una conclusión que yo saco a nivel muy personal, es que igual el modelo de globalización de la fabricación actualmente existente es muy vulnerable a vaivenes tanto geopolíticos como cuestiones de crisis sanitarias. Tener que traer desde la otra parte del globo prácticamente toda la producción, aparte de insostenible medioambientalmente, es sumamente delicado por lo vulnerable de la cadena de suministros. Un argumento más para replantearse políticas de reindustrialización para nuestros países.

Autor

+ artículos

Subdirector y Responsable del Área de geopolítica y antiimperialismo en Revista La Comuna

Consultor IT, miembro del Equipo Coordinador de la Revista La Comuna. Miembro del Grupo de Investigación "Geopolitikaz".