El proceso de desdolarización mundial se acelera a pasos agigantados

    “La creación de una moneda para transacciones comerciales y de inversión entre los miembros del BRICS aumenta nuestras opciones de pago y reduce nuestras vulnerabilidades” Luiz Inacio Lula da Silva”

    El dólar ha reinado en el mundo desde los acuerdos de Bretton Woods. Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial se generó una arquitectura financiera mundial que consagró el rol de potencia mundial de los EE.UU., con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional como sus verdugos financieros y el dólar como la divisa dominante. El solo hecho de que un líder mencionara la posibilidad de “salirse del dólar” era causa suficiente para ser invadido, tal como pasó en Irak con Saddam Hussein y en Libia con Muammar al Gaddafi.

    Sin embargo, el proceso de desdolarización mundial ya es un hecho y se acelera a pasos agigantados. La creciente política de sanciones con la cual los EE.UU. planean regimentar al mundo se ha vuelto un boomerang. Los países del concierto internacional tomaron nota de la confiscación por parte de EE.UU. de 300 mil millones de dólares de las reservas soberanas de Rusia a causa de la guerra proxi de la OTAN contra Rusia en Ucrania. También, la afrenta sufrida por Arabia Saudí, aliado estratégico de los Estados Unidos desde hace por lo menos cinco décadas, una potencia energética, un país extremadamente rico económicamente. Este país recibió en 2020 la amenaza de un senil Joe Biden de que sería tratado como un “paria” en la escena internacional.

    Es por eso que surge en el BRICS la idea de constituir una moneda propia. Luiz Inacio “Lula” da Silva, presidente de Brasil, manifestó en el marco de  la última reunión del organismo internacional en Sudáfrica que: “La creación de una moneda para transacciones comerciales y de inversión entre los miembros del BRICS aumenta nuestras opciones de pago y reduce nuestras vulnerabilidades”, expresó el jefe de Estado brasileño y agregó “que el impulso que motivó la creación de los BRICS hace 15 años continúe inspirándonos en la construcción de un orden multipolar justo e inclusivo”.

    Desde mediados de 2022, los bancos centrales de todo el mundo han estado comprando oro a un ritmo histórico, en parte para diversificar sus reservas más allá del dólar. Pero en realidad grandes entidades financieras como el Banco Popular de China ya venía acumulando oro en sus reservas en los últimos años.

    Este fenómeno es analizado por el periodista Neils Christensen, de la página canadiense Kitco, una de las principales fuentes para conocer  lo que sucede en el mercado del oro. Según este analista, una moneda respaldada por oro es la próxima evolución en este proceso, y han visto las recientes compras de oro de China como un intento de dar credibilidad internacional al yuan.

    Hay dificultades que sortear, el gobernador del banco central surafricano, Lesetja Kganyago, ha dicho que una moneda común exigiría un banco central, algo especialmente difícil, dijo, en países dispersos en varios continentes. Una divisa viable requería sistemas de pago y mercados financieros regulados y líquidos para poder competir con los bonos del Tesoro en profundidad y liquidez.

    Pero Kganyago no dijo que fuese imposible. Los BRICS tienen ya algunas cartas en la manga: desde 2015 el Asian Infraestructure Investment Bank y desde 2013 el New Development Bank (NDB), que va a conceder el 30% de sus créditos en monedas de los países miembros del BRICS.

    Christensen señala que “Si bien la perspectiva de una moneda BRICS respaldada por oro brindará un apoyo significativo al oro, algunos analistas esperan que pase un tiempo antes de que se sienta el impacto en el mercado”. El pico máximo de 2150 dólares por onza que alcanzó el metal precioso en la ronda asiática el pasado lunes 4 de diciembre es un alerta acerca de los nuevos tiempos que se vienen.

    Autor

    Comenzó a militar en 1982, en la Federación Juvenil Comunista, cuando Argentina aún era gobernada por la dictadura cívico - militar.

    En 1986/87 es enviado a la República Democrática Alemana a estudiar en la Escuela Superior de la Juventud "Wielhem Pieck" durante 10 meses.

    Psicólogo desde 1990 se focalizó en el trabajo con adicciones.

    Autor de "El hombre nuevo, la mujer nueva: ensayo sobre la transformación revolucionaria de la personalidad" (2002) y "Marxismo, caos y complejidad" (2008), "Psicología y Marxismo" (2017).

    En el año 2013 realizó conversatorios en Venezuela, sobre todo en el Estado Aragua donde se trabajaron los temas antemencionados. Desde febrero de 2014 y durante 6 meses desarrolló tareas de formación en todo el territorio venezolano convocado por la Escuela de Formación Argimiro Gabaldón. En ese marco asiste a las reuniones de formación de cuadros revolucionarios junto al diputado Jesús Faría.

    En 2018 funda la Escuela Latinoamericana de Formación Hombre Nuevo Mujer Nueva.