“Lo que sucede en Afganistán y Medio Oriente es el resultado de un experimento, para alterar la Geopolítica de esta región por parte de Estados Unidos”

    Afganistán cayó rápidamente en un caos deliberado, es casi imposible aclarar las interrelaciones del conflicto y cualquier solución parece casi imposible. Como todos sabemos, Estados Unidos decidió remodelar el “Gran Medio Oriente” mediante el “divide y vencerás”. No olvidemos el libro, el Gran Tabllero Mundial: la supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos de Zbigniew Brzezinski, ex consejero de Seguridad Nacional.

    Un aspecto central de la obra es su análisis del ejercicio del poder en la masa continental euroasiática, en la que se concentra la mayor parte de la población, de los recursos naturales y de la actividad económica del planeta.

    En este libro, Brzezinski, establece que Estados Unidos deberá ratificar y defender su supremacía en los próximos años, enfrentándose a la tarea de gestionar los conflictos y las relaciones en Europa, Asia y Oriente Medio; evitando el surgimiento de una superpotencia rival que amenace sus intereses y su bienestar; y clarificando el mapa de las ramificaciones estratégicas de esas nuevas realidades geopolíticas.

    A estas alturas a Washington le da lo mismo lo que sucede en Afganistan, el retiro de 2500 militares (1), simplemente sirve como cortina de humo, para sus planes a futuro. Recordemos que el Departamento de Estado y la Agencia Central de Inteligencia ayudaron a los talibanes a establecer un emirato autoproclamado en Afganistán. Este micro estado en realidad estaba administrado por el Servicio de Seguridad de Pakistán (ISI) y ofrecía escuelas de formación para combatientes reclutados por la CIA.

    Breves antecedentes

    En 1979, el príncipe Turki Faikal, director del Servicio Secreto de Arabia Saudita, reclutó a Bin Laden, tenía 22 años, y su papel fue ser el responsable de las operaciones de la CIA en Afganistán. (2) Su objetivo central: conseguir fondos, atraer a fundamentalistas islámicos y armarlos para combatir al ejército de la Unión Soviética, por el apoyo al gobierno pro soviético del Partido Democrático Popular de Afganistán (PDPA), en aquel entonces.

    La CIA invirtió 2.000 millones de dólares en aquellas operaciones, cuyo objetivo no era otro que lograr el fracaso de la URSS en plena Guerra Fría y reducir su influencia en Asia Central.

    La Casa Blanca aseguró que ayudaron a los soldados afganos sólo en su defensa contra la invasión soviética, y los que después entraron a formar parte de la red terrorista, simplemente se aprovecharon de su apoyo.

    Años más tarde, entre 1977 y 1981, Zbigniew Brzezinski, director del Consejo de Seguridad Nacional, y Robert Gates, entonces subdirector de la Agencia Central de Inteligencia, negaron esta afirmación, quienes aseguraron que la ayuda a las brigadas islámicas ya se producía antes del apoyo de los soviéticos al Gobierno Socialista de Afganistán.

    La CIA estableció campos de entrenamiento para al-Qaeda en Pakistán, durante la década 1982-1992, la CIA reclutó aproximadamente a 35.000 yihadistas de 43 países musulmanes para luchar en la yihad afgana contra la Unión Soviética.

    Desde la época de la Administración Reagan, Washington ha apoyado a la red terrorista islámica (3). Ronald Reagan calificó a esos terroristas como “luchadores por la libertad”, además de eso, USA suministro armas a las brigadas islámicas. Todo era para “una buena causa”: la lucha contra la Unión Soviética y el cambio de régimen, lo que llevó a la desaparición de un gobierno estable en Afganistán.

    Después que los talibanes tomaron el control de todo el país en 1996, tras la retirada del Ejército Rojo y los subsiguientes años de guerra civil. El auto ataque a las Torres Gemelas 2001 proporcionó una justificación para librar una guerra contra Afganistán, bajo el argumento de que Afganistán era un estado patrocinador del terrorismo de Al Qaeda. (4)

    ‎¿Realmente Estados Unidos está poniendo fin a la guerra que inició y prolongó durante casi 20 años?

    Según la orden de Biden, agrega el New York Times, Estados Unidos retiraría sus ‎‎2 500 soldados, pero el Pentágono tiene actualmente en Afganistán 1 000 militares más que ‎los públicamente reconocidos (5), pertenecientes a fuerzas especiales que reciben órdenes del ‎Pentágono y de la CIA, además hay que agregar que hay más de 20 000 mercenarios de empresas contratistas, como Academi, que es el principal contratista de Estados Unidos. Se conoce mejor por su antiguo nombre, Blackwater. (6)

    Además de lo anterior, hay que tener en cuenta que solo, diez días han necesitado los talibanes para tomar el control de todo Afganistán, y sin apenas combates. No se ha tratado de un avance militar, ha sido un traspaso de poder pactado entre un país ocupado por Estados Unidos y las tropas talibanes.

    Si se repasa la cronología se comprueba que cada provincia, cada capital, cada base militar que han ido abandonando los estadounidenses, era tomadas por los talibanes quedándose con las correspondientes armas, municiones, víveres y vehículos militares dejados por los estadounidenses.

    Realmente lo que sucedió Afganistan, fue dejar al grupo militar más fuerte, el cual seguramente estará recibiendo ordenes desde Estados Unidos, pero sus planes pueden ser frustrados por los intereses Geopolíticos de China y Rusia, por los acercamientos que han tenido con los talibanes en temas de diplomacia y cooperación internacional.

     

    Un actor clave en Medio Oriente, como es Irán, deberá tomar en cuenta este asunto como tema de Seguridad Nacional, recordemos que Estados Unidos ante el fracaso de la guerra en Siria, y la derrota del Estado Islámico, con el cual pretendían derrotar a Irán, pueden ocupar como punta de lanza a Afganistán y a los talibanes para seguir con la guerra sin fin, e intentar derrocar al Gobierno legítimo de Irán. (7).

    Lo que sucede en Afganistán y Medio Oriente es el resultado de un experimento, para alterar la Geopolítica de esta región por parte de Estados Unidos y de esta forma defender sus intereses.

     

     

     Notas: 

     

    [1] https://elpais.com/internacional/2021-07-02/estados-unidos-se-retira-de-bagram-su-base-mas-importante-en-afganistan.html

    [2] https://actualidad.rt.com/actualidad/view/147616-aspectos-estado-islamico-eeuu-mentiras

    [3] https://elpais.com/diario/2001/11/03/internacional/1004742012_850215.html

    [4] https://mundo.sputniknews.com/20210816/las-mentiras-de-estados-unidos-sobre-afganistan-hasta-el-ultimo-momento-1115107272.html

    [5] https://www.voltairenet.org/article212825.html

    [6] https://actualidad.rt.com/actualidad/view/98695-eeuu-mercenario-ejercito-privado-irak-blackwater

    [7] https://www.voltairenet.org/article213166.html

     

    Autor

    + artículos

    Licenciado en Relaciones Internacionales y Comercio Internacional