“Considero posible hablar sobre el futuro de Ucrania después de la eliminación del régimen fascista, la creación de condiciones para el diálogo político y procedimientos democráticos apropiados.”

    “La Unión Soviética no colapsó, fue destruida.”

    “La llamada independencia y soberanía de las antiguas repúblicas de la URSS (excepto Bielorrusia) condujo a la pobreza, la destrucción del complejo industrial más grande y la degradación espiritual.”

    “La corrupción es un resultado natural de la restauración del capitalismo en Ucrania y el establecimiento de un régimen político en interés de la burguesía. La corrupción es producto del capital y del uso del poder en interés propio para enriquecerse.”

    “Contra el Partido Comunista en su conjunto y contra miembros individuales del partido, comenzó en todas partes la persecución política y criminal, comenzó una «cacería de brujas». Se iniciaron más de 400 casos penales con acusaciones de traición, apoyo al separatismo y el terrorismo, y usurpación de la integridad territorial de Ucrania.”

    “La independencia de Bielorrusia, a diferencia de Ucrania, está garantizada por una política económica independiente basada en la propiedad estatal.”

    Enlace a la entrevista original de la revista Minskaya Pravda
    Traducción de Albert Santín

    La sufrida Ucrania. ¿Quién se beneficia de una venganza fascista en el corazón de Europa? ¿Por qué Ucrania se ha convertido en un bastión de la corrupción y el robo? ¿Cuál es la posición de los comunistas ucranianos ahora? Hablamos de esto y muchas otras cosas con Petro Nikolaevich Symonenko, Secretario General del Partido Comunista de Ucrania.

    Pyotr Nikolaevich, cuéntenos sobre su juventud, la época en que estaba al frente del Komsomol. ¿Que recuerdas sobre eso?

    Respuesta:

    Me uní al Komsomol por mi propia voluntad en 1966. De 1982 a 1988, trabajé como secretario del Comité Central del Komsomol de Ucrania. Fue un momento interesante, el autoconocimiento, la participación en asuntos reales, cuya escala estuvo determinada por los intereses de toda la Unión Soviética desde el Lejano Oriente hasta las fronteras occidentales. La juventud fue un participante real en la construcción del socialismo, ya que todas las decisiones importantes del Estado se tomaron de acuerdo con el Komsomol. El momento de los proyectos de construcción de Komsomol de gran impacto en toda la Unión: desde plantas de energía nuclear, plantas metalúrgicas y minas de Komsomol en el Donbass, hasta empresas únicas de la industria ligera (fábricas de algodón de Kherson y Donetsk). Fue una época de asombroso entusiasmo juvenil. El movimiento para crear colectivos juveniles de Komsomol se extendió por todo el país, los equipos de construcción de estudiantes erigieron centrales hidroeléctricas, construyeron ciudades. Los destacamentos de Komsomol participaron activamente en la construcción del BAM, el tendido de gasoductos y oleoductos a través del territorio de Ucrania. Fue un tiempo de “prueba en el camino” de cada una de nuestras vidas, y nuestro crecimiento social y profesional estuvo determinado y dependió de nuestras acciones. Muchos de mis camaradas posteriormente dirigieron empresas, plantas y fábricas, se convirtieron en líderes de distritos, ciudades, regiones y ministros. Fue una experiencia única de formar entre los jóvenes una implicación real en la construcción de un Estado en el que fueran los dueños de su futuro.

    ¿Cómo te criaron tus padres? ¿También eran comunistas?

    Respuesta:

    Criado por el trabajo. A mi hermana y a mí nos enseñaron a ayudar a nuestros padres en las tareas del hogar y en el jardín. Personalmente, he estado cuidando una vaca y aves de corral desde que tenía 6 años. Mi padre trabajaba como conductor de tractores en una granja estatal, mecánico en un depósito de automóviles, chofer, y mi madre trabajaba como obrera en una granja estatal y, en los últimos años, como enfermera en un hospital. Mamá murió cuando yo tenía 13 años, en los años anteriores a la guerra, quedó huérfana, su padre creció sin padre y valoraban el trabajo. Mi madre, que falleció prematuramente, siempre me decía que si no fuera por el gobierno soviético, es difícil imaginar cómo habría sido su destino en general. Mis padres no eran comunistas, pero mientras vivieron, me apoyaron constantemente, aprobaron mi elección y lo que estaba haciendo.

    ¿Se podría haber evitado la catástrofe del derrumbe de la URSS? ¿Cuándo crees que ocurrió este “punto de no retorno”?

    Respuesta:

    La Unión Soviética no colapsó, y esta es una posición fundamental, fue destruida. Durante todos los años del poder soviético, los imperialistas de Occidente libraron una guerra decidida, sistémica y constante en todas las direcciones para desacreditar la política de los bolcheviques y las actividades del gobierno soviético. El pueblo soviético luchó contra el Terror Blanco, la intervención extranjera y la guerra civil, el bloqueo económico y el aislamiento, el sabotaje y los disturbios de los kulaks, la ocupación fascista. La Gran Guerra Patriótica, la guerra con el Japón militarista, la Guerra Fría, la doctrina Dulles dirigida a la decadencia moral de nuestra sociedad, como muchos otros hechos mezquinos del capital mundial, cayeron sobre los hombros del pueblo soviético. Acababan de empezar a restaurar la economía nacional (los nazis destruyeron más del 70% de todo lo que construía el pueblo soviético en la parte europea de la URSS), y Estados Unidos, tras el bombardeo atómico de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, comenzaron a hacer planes para infligir ataques nucleares en nuestras ciudades pacíficas.

    ¿Era posible evitar la destrucción deliberada de la URSS y, como muestran los procesos que se desarrollan hoy, una nueva redistribución política del mundo en interés de Estados Unidos y la amenaza de una nueva guerra nuclear mundial? No sólo es posible, sino que debe hacerse. Y para ello estaban todas las posibilidades.

    Indudablemente, hubo problemas internos de la construcción socialista, sus causas y naturaleza son de diversa índole. El crecimiento se estaba desacelerando, pero estábamos avanzando. Junto con la restauración de todo lo destruido por la guerra, estando en el ambiente agresivo de Occidente liderado por Estados Unidos y el bloque de la OTAN, fue necesario dirigir ingentes fondos y utilizar recursos para aumentar la capacidad de defensa del país. Hoy hablamos a menudo de las sanciones estadounidenses y occidentales contra Rusia y Bielorrusia. Pero la Unión Soviética, todos los años de su existencia, estuvo bajo varios tipos de sanciones, pero gracias a una política económica independiente, apoyándose en sus propias fuerzas y recursos, se convirtió en la segunda superpotencia del mundo. Y esto es un hecho histórico irrefutable.

    Hablando del “punto de no retorno”, la razón principal, como lo demuestran los acontecimientos del 19 de agosto de 1991 (llamado “golpe”), en mi opinión, es la falta de voluntad política entre una parte de la dirección del PCUS (formado personalmente por Gorbachov) para defender las conquistas socialistas y comprender la pernicidad con que iniciaron las “reformas”. Desafortunadamente, en ese momento se había producido un cambio generacional en el PCUS. Muchos bolcheviques que fueron partícipes directos de las luchas de clase contra el capital, sus vasallos políticos y que derrotaron al fascismo, habían fallecido. Después de I.V. Stalin, se debilitó el trabajo teórico del partido, se violaron las normas y principios de la vida del partido de Lenin, aparecieron elementos de arribismo y el voluntarismo político se manifestó en ciertos periodos. El periodo del “gorbachevismo” fue la culminación del descrédito del partido, la mitificación y el nihilismo histórico, la permisividad en la política de información, las violaciones flagrantes del principio del centralismo democrático. Todo tipo de plataformas en el partido socavaron su unidad ideológica y organizativa y sembraron la desconfianza en el papel dirigente del PCUS. Cualquiera que no estuviera de acuerdo estaba sujeto a obstrucción. Para mí, el “punto de no retorno” fue el Pleno de abril de 1991 del Comité Central del PCUS, donde se decidió la cuestión de la renuncia de Gorbachov. Personalmente, como delegado al 28º Congreso del PCUS, voté en contra de la elección de Gorbachov como Secretario General. Y para crédito de los muchos delegados que vieron a través de la deserción, el oportunismo y el revisionismo de Gorbachov, hubo muchos que votaron en contra. Desafortunadamente, el llamado trabajo entre bastidores con miembros del Comité Central no permitió que Gorbachov fuera relevado de sus funciones como Secretario General del Comité Central del PCUS, lo que inevitablemente condujo al fortalecimiento de las fuerzas centrífugas en el partido, su desorganización y desmoralización. Demagogos y charlatanes captaron la atención de las masas. Una parte significativa de la intelectualidad propagó directamente los sentimientos nacionalistas, los radicalizó para destruir la Unión, lo que provocó un derramamiento de sangre en varias regiones del Báltico, Transcaucasia, Asia Central y luego en Ucrania. El núcleo ideológico del sistema político de la URSS, a través de la disolución del PCUS, fue destruido. El resultado es triste. La llamada independencia y soberanía de las antiguas repúblicas de la URSS (excepto Bielorrusia) condujo a la pobreza, la destrucción del complejo industrial más grande y la degradación espiritual.

    ¿En qué momento Ucrania se convirtió en uno de los países más corruptos? ¿Por qué nadie es capaz de resolver este problema?

    Respuesta:

    Hoy, Estados Unidos y Occidente se ven obligados a admitir que Ucrania es uno de los estados más corruptos del mundo. Durante el enfrentamiento militar con Rusia, la corrupción ha adquirido proporciones cósmicas. El contrabando de armas, la distribución generalizada de drogas, el tráfico de órganos humanos, la malversación del presupuesto confirman la posición del Partido Comunista de que este régimen está completamente afectado por metástasis de codicia y es imposible tratarlo.

    Una vez que me reuní con el Embajador de Italia en Ucrania, durante el diálogo que siguió, le dije abiertamente: “Señor Embajador, su mafia italiana no es rival para la mafia ucraniana, que roba el presupuesto del país en miles de millones y ninguno de ellos ha sido detenido criminalmente. Los responsables están encabezados por el presidente, están robando al estado, ¿y ustedes los apoyan?”. La corrupción es un resultado natural de la restauración del capitalismo en Ucrania y el establecimiento de un régimen político en interés de la burguesía. La corrupción es producto del capital y del uso del poder en interés propio para enriquecerse. La peculiaridad de Ucrania es que la corrupción en el país es patrocinada por los Estados Unidos y se utiliza activamente para el control total de los funcionarios títeres, así como del capital oligárquico.

    Este es el resultado de las llamadas reformas en la economía, que fueron realizadas por los nuevos burgueses encargados por los Estados Unidos. Las futuras leyes de Ucrania se tradujeron del inglés y presentaron la posibilidad de utilizar varios esquemas para robar propiedades y robar a la gente. Ucrania fue puesta en un camino muy resbaladizo de destrucción del sector estatal de la economía y su captura por parte de nuevos ricos, lo que condujo a una estratificación colosal de la sociedad y la formación de un poder oligárquico.

    Industrias enteras han sido destruidas en Ucrania: construcción de aviones, construcción de cohetes, ingeniería agrícola, electrónica de radio, construcción naval, construcción de máquinas herramienta e ingeniería pesada.

    Indicativa es la Resolución 120 del Congreso de los Estados Unidos, adoptada por la Cámara de Representantes el 20 de septiembre de 1996, que define claramente las tareas del liderazgo de Ucrania:

    El párrafo 5 prevé que el Gobierno de Ucrania «dé prioridad al desmantelamiento de los restantes sectores socialistas de su economía socialista, en particular mediante la rápida privatización de medianas y grandes empresas, la privatización de granjas estatales y granjas colectivas; crear condiciones favorables para un sector energético competitivo y basado en el mercado; implementar cambios que conduzcan a un clima positivo para la inversión extranjera; oponerse al surgimiento de cualquier organización política o militar que pudiera tener el potencial de reintegrar los estados de la antigua Unión Soviética.»

    Con esto quiero enfatizar una vez más que la razón de la corrupción de toda la vertical del poder y todas las esferas de la sociedad es la restauración del capitalismo, la transformación de Ucrania en un protectorado de los Estados Unidos y su completo control externo, la estratificación de la propiedad de la sociedad, la oligarquía del poder, que tras el golpe armado de febrero de 2014 representa la unión de la oligarquía Komprodovskoy, los neonazis y el crimen organizado.

    La burguesía saqueó Ucrania (principalmente a través de esquemas de corrupción), transfirió capital a empresas extraterritoriales y, por lo tanto, estuvo bajo el control total de los estadounidenses. La cuestión de la lucha contra la corrupción es la cuestión del pueblo ucraniano. Y solo se puede resolver sacando del poder al régimen fascista de Ucrania. Hoy Ucrania se encuentra en una “espiral de muerte”.

    A lo largo de los años de la independencia de Ucrania, he pedido y luchado con mis camaradas de partido contra el curso letal de las reformas y sus consecuencias. Desafortunadamente, algunos ciudadanos no querían escucharnos, otros vivían de acuerdo con el principio “mi choza está en el borde”, sin pensar que las chozas exteriores están en llamas primero. Ahora toda Ucrania está en llamas. Y declaro responsablemente que nadie excepto los comunistas sacará a Ucrania de esta “espiral de la muerte”.

    ¿Cómo se construyó la falsificación histórica en Ucrania? ¿Por qué la propaganda anticomunista se volvió tan efectiva?

    Respuesta:

    La propaganda burguesa anticomunista se ha convertido en un componente de la maquinaria estatal para proteger los intereses del capital y reprimir las actividades del Partido Comunista de Ucrania, hasta nuestra eliminación. Esta propaganda se construyó sobre una mentira y fue de naturaleza total, basada en los desarrollos de los tecnólogos políticos occidentales y proyectos especiales de servicios especiales. A través del poder estatal, era de carácter sistémico. El anticomunismo y el antisoviético se han convertido en el contenido principal de las actividades del bloque de poder humanitario: educación, cultura, salud y deportes. Pero los medios de comunicación fueron especialmente atroces: la televisión, los medios impresos y el espacio de Internet.

    La lucha contra nosotros, los comunistas y el pasado soviético fue apoyada y financiada activamente por el capital, tanto la burguesía extranjera como la ucraniana. En la primera etapa, establecieron la tarea de aislar a Ucrania del espacio postsoviético y saquear propiedades, luego integraron el capital robado bajo el control estadounidense y formaron un gobierno títere.

    ¿Por qué, como plantea la pregunta, se ha vuelto “eficaz”? Se excluyó la verdad, se impusieron mitos, se reescribió la historia, se desacreditaron las personalidades de los héroes del pueblo ucraniano y se convirtió en héroes a los traidores, los cómplices fascistas se convirtieron en héroes de Ucrania, se destruyeron monumentos y obeliscos, se cambiaron los nombres de ciudades, pueblos y calles. Todo esto se llevó a cabo en condiciones de desempleo masivo, alto costo, tarifas exorbitantemente altas para los servicios públicos y la salida de trabajadores calificados al extranjero para ganar dinero. En una palabra, esta política fue llevada a cabo e implantada por el régimen en condiciones de profunda lumpenización de la sociedad ucraniana. Se creó especialmente el instituto de la memoria nacional. Sus instalaciones, que son obligatorias para toda la vertical del poder, explotaron y dividieron a la sociedad, fueron la base para la expulsión de los disidentes de cualquier estructura y organización. Al mismo tiempo, las organizaciones nacionalistas bajo el control total de los estadounidenses, el Ministerio del Interior, el Servicio de Seguridad de Ucrania y el Ministerio de Defensa se radicalizaron. Se utilizaron métodos de intimidación y chantaje, la violencia física, el incendio provocado y la destrucción de las oficinas del Partido Comunista comenzaron a usarse en todas partes. Como muestran los acontecimientos en Ucrania hoy: la adopción de la Ley de descomunización, la guerra de información y el uso de métodos terroristas para reprimir cualquier oposición, la prohibición de la libertad de expresión son los componentes de la “eficacia” de esta propaganda burguesa.

    Habiendo hablado repetidamente en Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE), cuatro veces en el Comité de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, reuniéndome con políticos y parlamentarios de varios Estados europeos, tengo derecho a decir que no les importa nuestro dolor y el destino de nuestro pueblo: esta mafia política , escondido detrás de palabras sobre la democracia, está en manos de un hacha.

    ¿Por qué el “problema ucraniano” preocupa tanto a Estados Unidos y Occidente? ¿Comenzó la intervención occidental en 2014 o hubo requisitos previos para esto antes? ¿Se podría haber evitado el golpe?

    Respuesta: Para responder a su pregunta, primero debe encontrar la respuesta a la pregunta: quién se beneficia de ella. En primer lugar. En las condiciones de la actual crisis económica global, Estados Unidos, a través de las manos del Occidente colectivo y sus satélites, está llevando a cabo una nueva redistribución política del mundo en su propio y solo en sus propios intereses. En segundo lugar. La doctrina de la política exterior estadounidense prevé la presencia de sus intereses en cualquier parte del mundo y la protección de los mismos en todas las formas posibles. Tercero. El papel y el lugar de Ucrania en el logro del objetivo del nuevo orden mundial en interés de los Estados Unidos mucho antes del golpe militar en 2014 se establecieron clara y cínicamente en el libro del famoso “Tablero de ajedrez” antisoviético Z. Brzezinski. , y los mecanismos para lograr el resultado ya han sido propuestos por los titiriteros modernos. (Por cierto, recomiendo encarecidamente que se lo lean a los líderes de todos los estados formados sobre la base de las repúblicas unidas de la URSS). Y una tesis más para responder a su pregunta. Al hablar de los derechos humanos, el desarrollo de la democracia y la libertad de expresión, los estadounidenses, el Occidente colectivo, utilizando la OTAN, están tratando de encubrir sus crímenes, revoluciones de color, guerras y derramamiento de sangre, con los que llevan a cabo la política del neocolonialismo…

    De hecho, se formó un sindicato internacional: una pandilla de división y robo. Siendo los principales iniciadores de la destrucción de la URSS, Estados Unidos trabajó sistemáticamente para convertir a Ucrania en un trampolín para la implementación de esta política.
    Para su información, allá por 1946, el Cable Central de las Organizaciones de Nacionalistas Ucranianos decidió cooperar con los servicios especiales (inteligencia) de los Estados Unidos y Gran Bretaña. Los residentes fueron entrenados entre los nacionalistas ucranianos en centros especiales para llevar a cabo actividades subversivas en el territorio de la Ucrania soviética. Las estaciones de radio, el lanzamiento de diversa literatura: todo tenía como objetivo separar a Ucrania de la familia de los pueblos soviéticos.

    Cumpliendo la Resolución No. 120 del Congreso de los Estados Unidos (que ya he mencionado), el presidente de Ucrania Kuchma inició la creación de la organización GUAM (Georgia, Ucrania, Azerbaiyán, Moldavia) y cerró el arco de confrontación Báltico-Mar Negro contra Rusia, y comenzó acciones activas para la entrada de Ucrania en la OTAN. Fue bajo él que comenzó el proceso de destrucción de la ortodoxia canónica y la creación de una iglesia ucraniana local. En 1999, Kuchma se alió con los nacionalistas ucranianos y manipuló descaradamente las elecciones presidenciales en Ucrania; Estados Unidos hizo la vista gorda ante esto y, mediante su decreto, obligó al Parlamento de Ucrania a votar, nombrando a su protegido, Yushchenko, como Primer ministro.

    Un período especial de la preparación de Ucrania para los eventos de 2014 es la elección de Yushchenko como presidente por los Estados Unidos y la fascistización de todas las esferas de la sociedad. En esencia, la ideología del nacionalismo integral de Dontsov (una combinación de fascismo italiano y nazismo alemán), es decir, la ideología de los nacionalistas ucranianos se convirtió en la ideología estatal. Bandera y Shukhevych son secuaces fascistas, héroes declarados de Ucrania por decreto del presidente Yushchenko. El Partido Nacionalsocialista “Svoboda” se registró en el Ministerio de Justicia, que se convirtió en la base del neofascismo en Ucrania.

    También hay que tener en cuenta que entre los oligarcas de Donetsk, Dnepropetrovsk y Galicia hubo un proceso de reparto de recursos y flujos de caja. Al mismo tiempo, los oligarcas de Donetsk, estando bajo el control de los mismos EEUU, utilizaron la Federación Rusa para negociar ciertas preferencias para ellos.

    Los estadounidenses utilizaron la no firma del acuerdo de venta de la Asociación Ucrania-UE para completar la transformación de Ucrania en un trampolín para la lucha contra la Federación Rusa, incluso contra la soberanía y la independencia de Bielorrusia. En primer lugar, de la fase de confrontación civil a un conflicto militar. En los años 30 del siglo XX, Estados Unidos, Inglaterra y Francia, después de haber fortalecido el potencial militar-industrial de Alemania, permitieron que Hitler se apoderara de Europa y la obligara a trabajar para la guerra contra la URSS, enviar divisiones al frente, incluidas las SS. El imperialismo usó el fascismo en la lucha contra la Unión Soviética. Hoy, toda Europa apoya al régimen fascista de Zelensky con el suministro de armas, finanzas, información, etc. Y de hecho amenaza con una tercera guerra mundial con el uso de armas nucleares. Fue posible evitar la catástrofe de febrero de 2014, pero nosotros, los comunistas, estábamos solos en esta lucha contra los oligarcas compradores, los neofascistas y el crimen organizado. Y tras el golpe, los oligarcas del Partido de las Regiones corrieron a negociar con el régimen fascista.

    La conclusión para todos nosotros hoy es que el capital es siempre corrupto, busca sólo su propio beneficio, usa el fascismo para luchar contra los trabajadores.

    ¿Qué pasó con su partido después del inicio de la Operación Especial? ¿Usted y sus camaradas están siendo perseguidos? ¿Siguen encarcelados y asesinados?

    Respuesta:

    Desde 1991, después del golpe antisocialista en Ucrania, todos los regímenes (bajo los presidentes Kravchuk, Kuchma, Yushchenko, Yanukovych, Poroshenko, Zelensky) han luchado constantemente contra el Partido Comunista de Ucrania para limitar o prohibir nuestras actividades.

    Tras el golpe armado de febrero de 2014, llevado a cabo bajo el pleno control de Estados Unidos, los oligarcas-compradores, los neofascistas y el crimen organizado llegaron al poder en alianza y establecieron un régimen fascista en Ucrania utilizando métodos terroristas de control.

    Contra el Partido Comunista en su conjunto y contra miembros individuales del partido, comenzó en todas partes la persecución política y criminal, comenzó una “cacería de brujas”. Se iniciaron más de 400 casos penales con acusaciones de traición, apoyo al separatismo y el terrorismo, y usurpación de la integridad territorial de Ucrania. Se iniciaron 5 casos penales en mi contra personalmente, fui interrogado en la SBU durante 11 horas sin descanso. Muchos de mis camaradas durante 1,5 – 2 años estuvieron en las mazmorras del centro de detención preventiva, fueron sometidos a tortura. Los medios de comunicación desataron una franca persecución contra nosotros, los comunistas. En el canal de televisión “1 + 1” del oligarca Kolomoisky, se emitió un programa de 40 minutos acusándome, como primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Ucrania, de haber financiado y organizado personalmente la destrucción de los habitantes de Odessa el 2 de mayo de 2014.

    El Comité Central organizó la protección legal de los miembros del partido y creó una sede especial. Cooperamos activamente con los comunistas, trabajadores y varios partidos de izquierda del mundo. Hemos intensificado la cooperación con la organización internacional de abogados democráticos, la Federación Sindical Mundial y muchos otros, nos hemos reunido repetidamente con relatores de derechos humanos de la ONU en Ginebra.

    En 2015, el Parlamento de Ucrania adoptó la Ley «Sobre la Descomunización» y, por lo tanto, prohibió la ideología comunista y reconoció el período de la historia soviética de 1917 a 1991 como un régimen criminal, y todas sus decisiones fueron ilegalizadas. Los comunistas que ocupaban ciertos puestos en la dirección del partido y del Komsomol fueron sometidos a depuración. Estaba prohibido usar los símbolos de la Unión Soviética y la Ucrania soviética. Por decisión judicial, se nacionalizaron los bienes del partido, se prohibieron todos los medios aprobados por el partido y se arrestaron las cuentas.

    Continúan las búsquedas de activistas del Partido. Los hermanos comunistas Kononovichi fueron detenidos, estuvieron varios meses en los calabozos del régimen, hoy se encuentran bajo arresto domiciliario. Después de registros e interrogatorios, uno de los secretarios del Comité Central fue acusado de invadir la integridad territorial de Ucrania con la amenaza de cadena perpetua y confiscación de bienes. Está a la espera de juicio. Durante todos los años de la independencia, los neofascistas ucranianos lucharon contra nosotros, los comunistas, bajo el lema “Comunista a Gilyak”, es decir, eliminación física. Hoy personifican el régimen fascista de Ucrania, i el poder y continuan con la violencia, la represión y las represalias físicas.

    ¿Qué futuro ve para Ucrania?

    Respuesta:

    Considero posible hablar sobre el futuro de Ucrania después de la eliminación del régimen fascista, la creación de condiciones para el diálogo político y procedimientos democráticos apropiados. Hoy, Ucrania está bajo el control total de los Estados Unidos y es su protectorado y, como dicen Zelensky y el Ministro de Defensa Reznik, un campo de pruebas de la OTAN para probar los tipos de armas existentes y nuevos. La amenaza de la división territorial de Ucrania entre Polonia, Rumanía, Hungría y Eslovaquia es muy alta. Este será un regalo para sus satélites de la mesa del maestro de EE. UU.

    El Partido Comunista de Ucrania libró constantemente una lucha contra tal escenario de desarrollo de eventos, tanto dentro de Ucrania como en el extranjero. Esta es también una de las razones de la prohibición de nuestras actividades. Me gustaría reafirmar mi posición sobre nuestra visión del futuro de Ucrania. Lo ofrecimos antes del golpe de 2014. Teniendo en cuenta que los nacionalistas ucranianos anunciaron la construcción de Ucrania sin Crimea y Donbas en 2011, los comunistas de Ucrania propusieron poner el principio federal con una amplia autonomía de las regiones individuales como base para la construcción del estado (para referencia: fue por iniciativa del Partido Comunista de Ucrania que se adoptó la Constitución de la República Autónoma de Crimea), una obligación de estatus de no bloque y dos idiomas estatales (ucraniano y ruso).

    Obviamente, al implementar este programa, será necesario asegurar una real soberanía e independencia política y económica. Tenemos propuestas pertinentes sobre el proyecto de Constitución, que será necesario aprobar.

    ¿En qué se diferencia la Independencia de Bielorrusia de la “Independencia” de Ucrania?

    Respuesta:

    Principalmente, también porque hablar de algún tipo de independencia de Ucrania no se respeta a sí mismo. La diferencia fundamental se hizo posible, en primer lugar, como resultado de la manifestación de la voluntad política del pueblo y la elección del Presidente de la República de Bielorrusia, Alexander Lukashenko. Si los Shushkeviches y otros secuaces estadounidenses se dieran cuenta de los planes de Occidente, Bielorrusia también se encontraría en el mismo pantano con Ucrania.

    La independencia de Bielorrusia está determinada por una política estatal a gran escala de protección de los intereses nacionales (es decir, de las masas populares) en todas las áreas, y es muy importante que esta política de garantizar la independencia sea realmente apoyada por la mayoría de la población. . La independencia está garantizada para la mayoría de la gente sencilla y trabajadora, y no para un puñado de nuevos ricos merodeadores glotones y codiciosos.

    La independencia de Bielorrusia, a diferencia de Ucrania, está garantizada por una política económica independiente basada en la propiedad estatal, un enfoque estatal para el desarrollo de otros sectores de la economía basado en la propiedad estatal, la producción a gran escala en el campo, la introducción de nuevas tecnologías. , la protección del mercado interno y la expansión de los mercados extranjeros. La independencia entró en la vida de toda familia con la disponibilidad de la educación y la medicina, la protección de la maternidad y la infancia, el respeto a los jubilados, la seguridad en el trabajo, la protección de la espiritualidad y los valores del pueblo.

    La independencia y la soberanía real aseguran la construcción de un estado de justicia social. Gracias a tal programa para garantizar la independencia y la soberanía, Bielorrusia, en contraste con las declaraciones falsas de la mafia política occidental (Biden, Merkel, Hollande y otros), fortalece la paz con hechos concretos. Estoy muy feliz por el pueblo bielorruso, que en 2020 encontró la fuerza para apoyar al presidente Alexander Lukashenko y evitar que Occidente y la “quinta columna” bielorrusa destruyan la soberanía y la independencia de la República de Bielorrusia.

    ¿Qué consejo le daría a los jóvenes bielorrusos? ¿Especialmente para aquellos que creen en la propaganda destructiva pro-occidental y están listos para salir a la plaza?

    Respuesta:

    Vive con tu mente. Quiero que los mayores entendamos que los jóvenes son nuestros hijos. Y ante todo, debemos crear condiciones en la familia, rodeados de parientes y amigos, en las que los jóvenes no renuncien al pasado. Pensarían a qué costo salió todo, cómo pueden ser útiles. Quiero que los jóvenes entiendan: el patriotismo son acciones. Esto es, ante todo, una comprensión de lo que es un patriota de la patria y cómo actuar para que ese patriotismo lo beneficie personalmente, al pueblo y al Estado.

    ¿Qué opinas del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko? Actuó repetidamente como garante de la paz en plataformas internacionales: estos fueron los “acuerdos de Minsk”, y los intentos de negociación después del inicio de la Operación Especial, y la reciente resolución del conflicto con Yevgeny Prigozhin. ¿Puede Lukashenko ayudar a Ucrania?

    Respuesta:

    Soy comunista, pero en respuesta a su pregunta, quiero volver a la Sagrada Escritura, que dice que una persona no debe ser juzgada por las palabras, sino por los hechos. Y en el Sermón de la Montaña, Cristo advirtió que no se deben dar los santuarios a los perros. Expresando mi actitud hacia Alexander Lukashenko, veo con mis propios ojos que todos los días vive para las necesidades del hermoso pueblo bielorruso, no entregó un solo santuario de su pueblo a los chacales políticos occidentales para que lo profanen. Protegió, conservó y multiplicó lo creado por abuelos y bisabuelos. Se caracteriza por la voluntad política, la concreción y la coherencia en el logro de los objetivos establecidos, la adhesión a los principios en el cumplimiento de las promesas hechas al pueblo de Bielorrusia. No perdió la confianza de la gente. Me permito decir esto porque vivo en el dolor de la tragedia del pueblo ucraniano y no quiero, Dios no lo quiera, que el problema afecte al pueblo bielorruso. Estoy personalmente agradecido a Alexander Lukashenko por su participación en la implementación de los acuerdos de Minsk para poner fin al conflicto civil en Donbas y la confrontación militar de hoy.

    La idea del Estado de la Unión está viva y se está implementando en gran medida gracias a su posición. Cada uno de nosotros tiene su propio punto de vista, pero si es confirmado por la voluntad de la gente, entonces esto habla de su objetividad. Inmediatamente después del golpe estadounidense en 2014, se llevaron a cabo estudios sociológicos en Ucrania. A la pregunta “¿A quién le gustaría ver como presidente de Ucrania?” más del 48% de los ciudadanos ucranianos respondieron: Aleksandr Lukashenko. El pueblo de Ucrania lo ve como el Presidente del Pueblo.

    Autor

    Natural de Amposta, Cataluña, nacido el 31 de marzo de 1996, actualmente vive en Minsk, capital de la República de Belarús.

    Estudió Administración y Finanzas, así como medicina.  Actualmente,  es periodista en el periódico estatal Minskaya Pravda. También ostenta el cargo de Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de los Comités Catalanes y Presidente de la Asociación de Apoyo a la República de Belarús.