“El panafricanismo hoy debe ir más allá de la cuestión africana, la causa debe de ser la causa de los pueblos”

    “África no es el futuro como dicen por allí, África es el presente. África es la cuna de la humanidad y el futuro de la humanidad se jugará en África. África está omnipresente en la constitución de un nuevo orden mundial multipolar y exigirá el respeto y el lugar que le corresponde”

    Nota de edición: El Sahel es una zona de frontera entre el desierto del Sáhara y el sur de África, 5400 kilómetros que atraviesan una decena de países actuales. Su propia condición geográfica, acontecimientos de carácter histórico como el colonialismo europeo y una posición económica dependiente – consecuencia del neocolonialismo y la división internacional del trabajo-, les ha relegado históricamente como exportadores de materias primas y bienes de poco valor añadido, aumentando la dependencia. Este escenario empieza a cambiar, tras los golpes de Estado populares en Malí, Burkina Faso y Níger, sus nuevos gobiernos comienzan una lucha para acabar con la injerencia extranjera, sobre todo francesa. En septiembre de este mismo año, a través de la Carta de Liptako-Gourma, se instituye la Alianza de Estados del Sahel (AES), con el objetivo de crear un “arquitectura de defensa colectiva y asistencia mutua”. Analizaremos en esta mesa las transformaciones en el Sahel, desde la perspectiva histórica y política interna y también dentro del actual escenario geopolítico. Esta ponencia fue parte de la mesa dedicada a las transformaciones en la región del Sahel durante las Jornadas Virtuales de Revista La Comuna: 2023 en perspectiva.

    ——————————————————————————————————————————————————————–

    Antecedentes

    Liptako es una región histórica de África Occidental. Está situada en el este de Burkina Faso, el suroeste de Níger y una pequeña porción del centro sureste de Malí. Liptako-Gourma es una subregión geográfica del Sahel dividida entre tres países.

    1. La Autoridad de Desarrollo Integrado de la Región de Liptako-Gourma

    Conocida como la Autoridad de Liptako-Gourma, fue una organización que agrupaba a Malí, Burkina Faso y Níger, creada el 3 de diciembre de 1970 en Uagadugú con el fin de promover la explotación minera, energética, hidráulica y agro pastoral en un marco regional para un desarrollo armónico e integrado.

    1. “Alianza de Estados del Sahel” (AES)

    El 16 de septiembre de 2023 Mali, Níger y Burkina Faso, tres naciones del Sahel de África Occidental gobernadas por juntas militares, firmaron un pacto de seguridad prometiendo ayudarse mutuamente en caso de cualquier rebelión o agresión externa. Mali, Níger y Burkina Faso forman oficialmente la Alianza de Estados del Sahel (AES). El presidente de Mali, coronel Asimi Goita, anunció que los tres Estados habían formado una nueva alianza militar al firmar la Carta Liptako-Gourma, que establece la defensa colectiva y la asistencia mutua entre los Estados miembros. La firma de esta carta marca un día histórico para el Sahel.

    Artículos relevantes “Alianza de Estados del Sahel” (AES):

    Art. 2 – Establecimiento de una arquitectura de defensa colectiva y de asistencia mutua.

    Art. 4 – Compromiso a combatir el terrorismo en todas sus formas y la delincuencia organizada.

    Art. 5 – Prevención, gestión y solución de cualquier rebelión armada u otra amenaza que afecte a la integridad del territorio y la soberanía.

    Art. 6 – Cualquier ataque a la soberanía o la integridad territorial de una o más de las partes será considerada como una agresión contra las otras y comprometerá un deber de asistencia incluido el uso de la fuerza militar.

    N/B. Art. 11 – La Carta está abierta a cualquier otro Estado que comparta las mismas realidades geográficas, políticas y socioculturales que acepte los objetivos de la Alianza. La solicitud de membresía es aceptada por unanimidad de los miembros.

    ¿Golpes de Estado o intento de romper el Statu Quo?

    ➔ Mali: Coronel Assimi Goita , Mayo de 2021

    ➔ Burkina: 24 de enero 2022 coronel Damiba (MPSR) 30 septiembre 2022 capitán del Ejército, Ibrahim Traoré (MPSR)

    ➔ Níger: 26 de julio de 2023 El General Abdourahamane Tchiani se proclamó presidente del Consejo Nacional para la Salvaguardia de la Patria

    Antecedentes y causas:

    • Inseguridad
    • Crisis alimentarias
    • Mala gobernanza
    • Una juventud frustrada
    • Expansión de grupos vinculados, en términos generales, con Al Qaeda y el Estado Islámico.
    • Pérdida de la soberanía y desconfianza hacia las presencias militares extranjeras
    • Millones de PDI (Personas Desplazadas Internas)
    • Derrotas de los militares en el terreno en su lucha contra los terroristas

    Mali llegó a perder 2⁄3 de su territorio. En Burkina, uno de cada diez burkineses, se encuentran en situación de desplazamiento interno y 3 millones sufren hambre, a lo que hay que añadir que los ataques terroristas aumentaron en un 76% en la primera mitad de 2022. Los principales reproches han sido la incapacidad para combatir la violencia extremista que estaba gangrenando el país, importantes amenazas a la seguridad, incesantes catástrofes humanitarias y millones de jóvenes sin oportunidades, deterioro de la situación de seguridad y la incapacidad del gobierno de proveer recursos y protección al ejército.

    África: El frustrado sueño de la integración

    La ilusión de la integración de todos los negros en una gran patria común, la búsqueda de unos Estados Unidos de África que no sólo agrupen, sino que fortalezcan política, económica y culturalmente a un continente postrado desde hace más de cinco siglos.

    La paradoja del África independiente es que países inmensamente ricos figuran entre los más pobres de la Tierra, ahogados por la corrupción y la deuda externa, mientras sus dirigentes gozan de una vida de fábula.

    Unión de Estados Africanos

    La Unión de Estados Africanos fue una organización internacional africana precursora de la Organización para la Unidad Africana y de la Unión Africana, que posteriormente sustituyó a la anterior. Fue integrada únicamente por tres países, Malí, Ghana, y Guinea; estaba liderada por Kwame Nkrumah y Ahmed Sékou Touré. Fundada el 23 de noviembre de 1958 tras un acuerdo entre Ghana y Guinea, en abril de 1961, Mali entró en la Unión. Se disolvió en 1962.

    La Organización para la Unidad Africana (OUA) (1963-1999).

    La OUA no cumplió ni uno solo de sus objetivos: no se avanzó ni un milímetro en la construcción de la unidad continental; no se dignificó al africano; no solucionó ni uno solo de los conflictos que padeció África en esas casi cuatro décadas, la disolución de la OUA en 2002 se caracteriza por las horrendas y espeluznantes violaciones de los derechos de los africanos por otros africanos, el aumento de la pobreza, la expansión de la corrupción Empezamos a considerar a la OUA un mero sindicato de dictadores que sólo se protegían a sí mismos, la OUA se reunió en Sirte, Libia, en septiembre de 1999, los jefes de Estado y de Gobierno se comprometieron El principal es la constatación de que el ideal panafricanista no ha muerto; subsiste en la conciencia de los africanos, sobre todo de nuestra juventud; también está vivo en las nuevas generaciones de afroamericanos. Otro de los datos para el optimismo reside también en la toma de conciencia de las nuevas generaciones. África no ha fracasado. Las independencias son, y deben ser, irreversibles.

    Unión Africana (UA) 2002

    Fundada en mayo de 2001 y con sede en Addis Abeba (Etiopía) La Unión Africana (UA) es un organismo continental formado por los 55 Estados miembros del continente africano. Se creó oficialmente en 2002 como sucesora de la Organización de la Unidad Africana La UA se guía por su visión de “Una África integrada, próspera y pacífica, impulsada por sus propios ciudadanos y que represente una fuerza dinámica en la escena mundial”. Para abordar los principales problemas políticos, sociales y económicos, en particular la prevención y solución de los conflictos y la promoción del desarrollo y la integración panafricanos en el marco de su ambiciosa Agenda 2063. El lema de la UA, “Una África próspera, pacífica e integrada”.

    Los intentos de integraciones regionales:

    La Unión Ghana-Guinea-Malí

    El 23 de noviembre de 1958, el derrocamiento de Nkrumah en 1966 puso fin a este proyecto. Exiliado en Conakry, Sekou Touré mantendría para el depuesto presidente ghanés el título de co-presidente de su país hasta su muerte, ocurrida en Bucarest, Rumanía, el 27 de abril de 1972. El trío Nkrumah-Sekou Touré-Modibo Keita suscitó siempre el recelo de sus vecinos más conservadores, socios principales de Francia en la zona, como los dirigentes de Senegal, Leopold Sedar Senghor, y Costa de Marfil, Félix Houphouet-Boigny.

    La Federación Malí.

    Reunidos en Asamblea constituyente en Dakar el 17 de enero de 1959, 44 representantes de Senegal, Dahomey (después Benín), Alto Volta (hoy Burkina Faso) y el Sudán francés (Malí), decidieron agrupar sus países en la Federación de Malí.

    El Consejo de la Entente.

    También es conocido como Unión Sahel-Benín. Formado por el grupo de los países francófonos más conservadores, se creó para contrarrestar la influencia de los radicales de la Unión Ghana-Guinea-Malí. Constituido en Abiyán en agosto de 1960 por Costa de Marfil, Alto Volta, Níger y Dahomey, una reunión celebrada en Uagadugú (Alto Volta) un sólido acuerdo de cooperación con Francia. En su programa figuraba la intención de agrupar en su seno al África Occidental Francesa y al África Ecuatorial Francesa, así como a Congo-Kinshasa, e incluso a Nigeria.

    La Unión de los Estados Ecuatorianos.

    Surgida en la reunión de París en enero de 1959, una conferencia de jefes de gobierno del África Ecuatorial Francesa decidió el mantenimiento de la Unión Aduanera del África Ecuatorial, antecesora de la Unión Aduanera y Monetaria del África Central (UDEAC), hoy convertida en Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC). Si bien existe una voluntad de integración política, esta agrupación –integrada al principio por Gabón, Congo-Brazzaville, República Centroafricana y Chad- Camerún y Guinea Ecuatorial.

    Federación del África Central

    Compuesta por Rhodesia del Norte (Zambia), Rhodesia del Sur (Zimbabue) y Nyasalandia (Malaui), y la Federación del África Oriental, integrada por Uganda, Kenia, Tanganika y Zanzíbar.

    ➔ Marruecos, Mohamed V creó su propio grupo afín. Convocó la Conferencia de Casablanca a principios de 1961.

    Acudieron siete países africanos, los considerados más radicales: Ghana, Guinea-Conakry, Malí, Egipto, Libia, el Gobierno Provisional argelino y el propio Marruecos.

    El Grupo de Casablanca sería el África revolucionaria, opuesto al África reformista, o moderada, representado por el Grupo de Monrovia. Sekou Touré se desmarcó de Nkrumah y tomó la iniciativa de organizar una Conferencia en la Cumbre en Addis-Abeba, apoyado por el presidente tunecino Habib Bourguiba, que mantenía excelentes relaciones con el Grupo de Monrovia.

    ÁFRICA HOY

    África no es el futuro como dicen por allí, África es el presente. África es la cuna de la humanidad y el futuro de la humanidad se jugará en África. África está omnipresente en la constitución de un nuevo orden mundial multipolar y exigirá el respeto y el lugar que le corresponde.

    “Para deslegitimar los golpes militares, debemos relegitimar a los presidentes actuales. Y para ello, debemos relegitimar los procesos electorales y los controles y contrapesos”

    “Lo que está pasando en el Sahel es una Revolución bien pensada, una contestación legítima y con un mensaje bien claro: La ruptura con el pasado colonial será radical. La France-Afrique ha muerto y ahora estamos en la dinámica África-África ”

    “Preferimos un poder bicéfalo militar-civil de obediencia política panafricanista, a una democracia neoliberal que implica la sumisión de nuestros líderes tecnocráticos a la oligarquía de Occidente”.

    “Debemos ir más allá del Estado poscolonial y romper con sus llamadas reformas iniciadas por las instituciones financieras internacionales en nombre de la buena gobernanza. No repitamos mecánicamente lo que otros nos han dicho que hagamos. No somos ellos, ellos no son nosotros. Nosotros tenemos nuestra historia y ellos la suya. Creemos en la nuestra”

    “Seamos periodistas africanos con nuestras formas de hacer las cosas y nuestras reglas que respondan, que se parezcan a nuestro entorno y dejemos de ser sólo licenciados en periodismo sino intelectuales al servicio de su pueblo”

    Citas de actualidad de jóvenes panafricanistas como Patrick Mbeko, Kemi Seba, Nathalie Yamb, Amzat Boukari o Mwazulu Diyabanza.

    Lo principal es la constatación de que el ideal panafricanista no ha muerto; subsiste en la conciencia de los africanos, sobre todo de nuestra juventud; también está vivo en las nuevas generaciones de afroamericanos.

    Otro de los datos para el optimismo reside también en la toma de conciencia de las nuevas generaciones. África no ha fracasado. Las independencias son, y deben ser, irreversibles. Hay algo de psicopático en la relación de Francia con África.

    En primer lugar, Francia está aferrada fuertemente al pillaje de África desde la época de la esclavitud. Por otra parte, hay una ausencia completa de creatividad y de imaginación de la élite francesa para pensar más allá de la tradición.

    A título de comparación histórica, Francia ha hecho pagar a Haití, el equivalente moderno de 21 miles de millones de dólares desde 1804 a 1947 (cerca de un siglo y medio) por las pérdidas causadas a los comerciantes de esclavos franceses luego de la abolición de la esclavitud y de la liberación de los esclavos haitianos.

    EL IDEAL PANAFRICANISTA NO HA MUERTO

    “El panafricanismo hoy debe ir más allá de la cuestión africana, la causa debe de ser la causa de los pueblos”

    Yo creo que es necesario cambiar los imaginarios: decir que África no se sabe gobernar es un error histórico. Habría que empezar por pensar fuera de los cánones oficiales, es decir, África no ha empezado a existir tras la llegada del primer colono, ya existía antes, ya había sociedades estructuradas antes de esta llegada y es la colonización la que ha colocado a África en una situación de dependencia.

    Libia es un ejemplo claro de este relato que dibuja estados fallidos guiados por líderes caricaturescos. La forma en la que durante décadas se presentó a Gadafi parecía más la de un villano de película que la de un mandatario.

    En la lógica imperialista si quieres destruir una persona lo primero que haces es demonizar, hay que presentarlo como un diablo, como alguien que no piensa, si lo consigues la opinión pública tendrá una imagen negativa y si lo destruyes a él o su país, la gente no tendrá piedad. Por eso se demoniza a Gadafi.

    La historia del panafricanismo y la lucha de los pueblos, hoy, debe de ser retomada de una manera más global.

    Cuando vemos la historia del panafricanismo no podemos decir que está en declive, sino que yo creo que debe reformarse porque la lógica que ha guiado a los padres fundadores, los padres de la independencia en África o incluso los precursores del panafricanismo era unir a los pueblos en torno a una causa común.

    Hoy en día esa necesidad todavía está presente, pero las realidades están cambiando, los pueblos deben adaptarse a estas realidades y no perder de vista su objetivo final que es el de unirse alrededor de una causa.

    Personalmente yo creo que el panafricanismo hoy tiene que ir más allá de la cuestión de la causa africana, que la causa debe de ser la causa de los pueblos. Es decir, hoy vemos que los pueblos a lo ancho del mundo se enfrentan a los mismos problemas, a las mismas élites y a los mismos sistemas de explotación. Así que, si volvemos al panafricanismo, yo creo que los africanos deben incluirse en la misma lógica de luchar contra ese sistema y para conseguirlo hay que compartir la misma ideología. Porque el sistema de explotación es una ideología en sí.

    Es decir que es una ideología que se pone en práctica y que tiene las consecuencias que vemos. Con respecto al panafricanismo, los padres de la independencia en ese momento tenían una ideología común, una forma de concebir y de pensar el mundo y sus luchas, y han articulado todas sus acciones alrededor de esto.

    Para la Mesa completa pinche AQUÍ. 

    Autor

    Nebon Babou Bassono "Sankaractivist"
    + artículos

    Sankaractivist de la “izquierda anti-imperialista y panafricana”. Coordinador de la Embajada Cibal del movimiento ciudadano Balai Citoyen de Burkina Faso. Delegado de la Diáspora Burkinabè en España.