Entrevista a Loren Sanchis Nica, sindicalista de la CGT (Confédération Général du Travail)

    “La primera decisión de Macron fue anular el “impuesto de los ricos” (ISF) cuando llegó al poder hace 6 años”

    “El pueblo está al 80 % en contra de la reforma (92 % de los asalariados) y vieron cómo el gobierno, hablando de democracia y legitimidad, impuso su reforma”

    “Los “chalecos amarillos” montaron un programa sin organizarse y nada”

    ¿Por qué han estallado unas revueltas tan masivas en Francia?

    Respuesta:

    Hace varios años que los gobiernos sucesivos (derechistas y socialistas) tratan de deshacer las bases de nuestro sistema de seguro social. Fíjate que nuestro sistema nació por iniciativa de las organizaciones de “La Resistencia” en 1944 y cuando, en la clandestinidad, organizaban la liberación también dibujaban al día siguiente un futuro. Un país que logró avances sociales con el Frente Popular de 1936 y fue castigado con la colaboración del estado francés y del patronato con el invasor nazi.

    Un militante de la CGT y miembro del Partido Comunista Francés, Ambroise Croizat fue encargado después de la liberación de Francia de crear de la A hasta Z el sistema de seguro social para proteger a los asalariados en caso de enfermedad, incapacidad laboral o jubilación. Un viejo sueño del movimiento obrero del siglo XIX cuando inventaron las cajas mutualistas, por ejemplo.

    Pues, ¿por qué ha estallado?  Primero, porque muchos trabajadores conocen lo importante de nuestro sistema de protección social. Es parte de nuestra historia. En 1983, el gobierno socialista de François Mitterand permitió jubilarse a los 60 años para los trabajadores con carrera laboral completa.

    Segundo, porque los argumentos del gobierno son absurdos y no se asientan en nada sólido: cada entrevista de un ministro es una tortura en busca de malos argumentos. El Consejo de Orientación de las Jubilaciones (COR) indica que nuestro sistema está en equilibrio y en caso de déficit propone varias pistas que no proponen aumentar la edad para jubilarse. Los trabajadores están al tanto que nos imponen dos años de trabajo porque en el próximo presupuesto, el gobierno Macron va a bajar la tasación para las empresas. ¡Estamos hablando de 12.000 millones de euros anuales de déficit posible por un presupuesto global de 350.000 millones! Algo fácil de encontrar con las empresas multimillonarias que tenemos en el país.

    Sabiendo que la primera decisión de Macron fue anular el “impuesto de los ricos” (ISF) cuando llegó al poder hace 6 años.  La gente no tiene mala memoria. Además, esta reforma será peor para las mujeres (pagadas 23 % menos que los hombres) con más posibilidad de tener una jubilación incompleta… Esta argumentación fue ampliamente compartida en las empresas y en las discusiones cotidianas por nuestros militantes.

    Tercero: el movimiento es masivo porque tenemos una unidad sindical y esto es fundamental. Claro está que como miembro de la CGT no comparto los puntos de vista de las otras centrales sindicales. Pero la unión nos da una credibilidad que no pueden quebrar ni el gobierno ni los medios de comunicación del capital. Y esto empuja a los “no-sindicalizados” y tirarse a la calle. Es que cuando tenemos 3,5 millones de trabajadores, estudiantes y jubilados en la calle, el número de huelguistas es mucho mayor.

    Cuarto y último punto: El gobierno no logró tener una mayoría en la Asamblea del Parlamento. Aceleró los debates en la Asamblea, en el Senado y terminó con el artículo 49-3 que permitió, mediante un voto “de confianza” al gobierno validar esta reforma. El pueblo está al 80 % en contra de la reforma (92 % de los asalariados) y vieron cómo el gobierno, hablando de democracia y legitimidad, impuso su reforma.

     ¡Y esto no puede pasar!

    ¿Cómo la CGT está en la cabeza sindical y obrera de estas revueltas?

    Respuesta:

    En el 2019, Macron tenía al sindicato reformista CFDT a su lado en su intento de reforma del sistema de jubilaciones. Con la llegada del COVID-19 no paró la contestación, pero Macron puso su proyecto entre paréntesis. Hoy sabemos que su ex primer ministro Edouard Phillipe le propuso la reforma actual para buscar alianza con la derecha. Ya constatamos que todo quebró: la CFDT se moviliza hoy y parte de la derecha no quiso, por presión de su base electoral, votar por la reforma y dar una mayoría al gobierno: lo que provocó el articulo 49-3 que fue aprobado con tan solo 9 votos de adelanto en la Asamblea.

    La CGT es un protagonista esencial por nuestra estructuración: los sindicatos son la base de todo el edificio y ellos son los que determinan las acciones: manifestaciones, bloqueos, ocupaciones, distribución de propaganda. E insistimos en luchar contra esta reforma para volver a los 60 años para jubilarse y no a los 62 años defendidos por otras centrales sindicales. En las manifestaciones, la mayoría de la población está de acuerdo con nuestra reivindicación, pero las otras centrales tienen otras opciones reformistas.

    ¿Por qué el gobierno de Macron ha alargado la edad de jubilación en Francia?

    Respuesta:

    Por el cuento de que vivimos más tiempo. Pero sabemos que la edad mediana de una persona en buena salud es justamente 64 años. ¡Hablamos de estadística nacional! Si te hablo de un obrero de la construcción o de la metalurgia, les quedará muy pocos años de vida, unos 15 menos que un ejecutivo. Además, la situación del empleo en Francia es la siguiente: la mitad de los trabajadores de 60 años están desempleados ¡Y el gobierno de Macron quieren alargar el tiempo laboral! Además, el sindicato del patronato ha dado información: ellos no quieren saber nada para mantener a los trabajadores “de edad avanzada” en sus puestos. Ya lo dijeron claro: no les quieren pagar.

    ¿Entonces por qué cambiar un sistema en equilibrio? Pues por la futura reforma tributaria que le dará más ventajas al patronato, bajando su tasación y, de hecho, creando el futuro déficit que vamos a tener que resolver con un trabajo que no tendremos “por viejo”. Y la gente, consciente de este cálculo, prefiero perder días de salario que dos años de vida y su dignidad.

     
    “Se percibe la diferencia entre las empresas donde montamos colectivos de militantes que día a día argumentan y dan ánimo y las empresas sin sindicato donde el temor domina ante el patronato”

     

    ¿Qué sectores obreros se están uniendo a la huelga?

    Respuesta:

    Las movilizaciones son de todos los sectores. En mi zona, recuerdo el primer día de huelga (el 19 de enero de 2023), nos acompañaban muchos trabajadores de 57 hasta 60 años, quebrados por el trabajo me decían “que no, ya no podían más”. Mucha gente, te dice que es la primera vez que va a la calle porque esta reforma afecta a todo el mundo y están dispuestos a perder dinero porque no saben si tendrán acceso a la jubilación.

    Pasamos semanas esperando a la participación de los estudiantes. Y ya, están con nosotros de forma más espontánea y desorganizada. Y esto es lo que le da más temor al poder. Esto explica, la mayor agresividad de las fuerzas de represión. Los jóvenes llegaron con el voto del 49-3. A pocos años de haber tenido cursos sobre la Revolución francesa, la ciudadanía, el poder representativo. Y todo a la mierda Entonces resisten a su modo codo a codo con los sindicatos.

    Desde el primer día, sabemos que los trabajadores nos “rebasaron” pues si sólo 8% de los trabajadores están sindicalizados (trabajadores y no “francés” porque los sindicatos aglutinan a todas y todos por su condición de explotados y no de nacionalidad). Entonces manejamos a la base militante, implicamos a los demás y actualmente la correlación de fuerza nos rebasa. Como sindicalista, abogo por la organización y la creación de estructuras. Pues miramos que, en España, sin ser especialista, el movimiento de los indignados no desembocó en algo perene, igual fue en Francia con los “chalecos amarillos” que montaron un programa sin organizarse y nada.

    ¿Se está respetando el derecho a huelga con el gobierno de Macron?

    Respuesta:

    Como tal, el derecho, lo ejercemos nosotros. Lo que tratan de hacer, es retener a algunos trabajadores o tratar de quitar algunos bloqueos en las plantas energéticas o puertos, por ejemplo, pero esto no da resultado aun.

    Este último 23 de marzo, contabilizamos todavía más de 3 millones de manifestantes, más huelguistas a más de 2 meses de movimiento. Este 22 de marzo, en la estación de tren donde vivo, distribuimos 700 volantes de las 5 a las 7 y media de la mañana y la gente no ha cambiado de opinión: nos apoyan en inmensa mayoría.

    ¿Quiénes más han apoyado la huelga contra la edad de jubilación?

    Respuesta:

    Los trabajadores mismos y lo que puedo verificar en mi zona, los lazos de la metalurgia. Pero esto depende de la zona y noto la diferencia entre las empresas donde montamos colectivos de militantes que día a día argumentan y dan ánimo y las empresas sin sindicato donde el temor domina ante el patronato. En mi zona, montamos desde cero la CGT desde noviembre del 2021 y ya miramos los resultados: multiplicamos por 2 el número de miembros, formamos a más de 40 personas y ganamos la inmensa mayoría de la elecciones profesionales: Y esta base hoy trabaja para crear otra correlación de fuerza en las empresas y en temáticas nacionales como la que nos anima hoy.

    ¿Qué actividades están haciendo los trabajadores/as en huelga?

    Respuesta:

    Tratamos de ocupar todos los terrenos: propaganda con afiches y volantes, información en las empresas, plantones afuera de las empresas (porque seguimos peleando para los salarios, cual aumento beneficiará mediante los impuestos a las jubilaciones) Y esto está claro para los camaradas: la igualdad de salario entre mujer y hombre generaría 6.000 millones de euros cuando nos hablan de un déficit futuro de 12.000 millones. ¡Ahí está la solución política! Y son argumentos que difundimos en todas las luchas.

    Después van desfiles en ciudades, frente a las prefecturas, en centro comerciales para parar la actividad económica o bloqueo de autopistas y rotondas estratégicas. En las otras zonas: bloqueo de trenes, plantas energéticas, puertos ocupación de aeropuertos. Pues, algo que le duela más al patronato, porque de otra forma, Macron finge no escuchar nada.

    Estudiantes, profesores, recolectores, agricultores, trabajadores de refinerías, pescadores… Muchos sectores se han unido a la huelga ¿Cómo existe esta gran red de solidaridad?

    Respuesta:

    Existe porque, por ejemplo, la CGT es una federación de varios sectores laborales: la unidad de acción se hace al nivel confederal y luego al final de cada manifestación, unos delegados se encuentran para definir las próximas acciones inter sindicales. Tenemos esta estructuración al nivel local con comisiones intersindicales departamentales en todo el territorio.

    ¿Hay miedo de que en estas protestas se cuelen simpatizantes de Lepen aprovechando un discurso obrerista y antiglobalista?

    Respuesta:

    Nosotros somos claros: la CGT es una organización que participó militarmente en la resistencia y tuvimos dos secretarios generales internados en campos de concentración: Geoges Segui y Henri Krazucki. Sin hablar de nuestros mártires. En cada estación de tren, hay una placa con nuestros muertos: somos antifascistas y la formación sindical permite aclarar las cosas con los trabajadores engañados. Luego, en la lucha actual, el Frente Nacional (ahora RN, partido de la familia Lepen) ni se acercan a nosotros.

    Pero esto no significa que no están ganando políticamente en un país donde tan solo 40% de la población vota. Los últimos gobiernos humillaron tanto al pueblo que muchos piensan que esta opción es válida (claro esto no resiste a la argumentación porque el RN tiene un programa totalmente anti sindical y anti popular) en el tema de la jubilación quieren mantener las mujeres en casa y no quieren la jubilación a 60 años. Además, como tienen la temática populista anti-impuestos pues, van a deteriorar más los servicios públicos. Pero claro está que lo que argumento no pasa en los medios de comunicación del país.

    ¿La CGT no está limitada a la actuación sindical burocrática?

    Respuesta:

    A mí la CGT nunca me limitó. Nadie te va a criticar por tener iniciativas, pero siempre tenemos que buscar la ampliación del movimiento y la masificación de las movilizaciones. Entonces, cada acto es “político” en el sentido que buscamos la adhesión de la mayoría de la población. Algo básico.

    ¿Qué es la revista “l’Humanité”?

    Respuesta:

    El periódico l’Humanité es el periódico del partido Comunista francés. En toda lucha tenemos que buscar grupos para apoyar nuestras reivindicaciones. Lo que hicimos en esta etapa con la coalición de izquierda (NUPES) en la Asamblea. La única fuerza política con la cual nunca tendremos relaciones es la extrema derecha (FN o RN) cual sea su nombre, la combatimos.

    Sobre la represión ¿Cómo es que la gendarmería francesa lanza granadas y apalean a huelguistas con sus escudos?

    Respuesta:

    Aplican a la letra las normas del ministerio del interior. Antes del voto del artículo 49-3, nos dejaron y ahora, dicen que ya se terminó el juego. Y nadie acepta esta imposición. Notamos que los policías son mucho más febriles que antes (cambiaron las consignas) y esto va con una explosión de iniciativas de varios sindicatos, colectivos o espontáneos que le da miedo al gobierno. Como siempre, la burguesía reacciona frente a sus antagonistas… un clásico. Lo terrible es que se da al momento cuando los jóvenes se unen a los trabajadores y no tienen tanta experiencia como nosotros y son violentados o heridos. Una catástrofe, porque como las “fuerzas del orden” les dan palizas se piensan que pueden suavizarles, algo que no podrían hacer con tal gusto con grupos organizados.

    ¿Cómo está afectando el aumento del gasóleo a los trabajadores franceses/as?

    Respuesta:

    El aumento de la gasolina empezó ya hace un año. De forma general, la onda es como luchar y seguir comiendo. Y esto limita la movilización porque la población está en una situación como si fuera garroteada. Por esto hay todo un movimiento de “cajas de solidaridad con los huelguistas”. Sindicatos de productores de hortalizas le mandan comida a los huelguistas de los ferrocarriles, documentalistas sociales quitan los derechos de proyección para que colectivos puedan organizar debates después de enseñarles documentales como “La sociale”o “Debout les femmes” de Gilles Perret y así mandar dinero a las centrales. En mi propio sindicato, abordaremos el tema para apoyar a nuestros camaradas. Como siempre, en los movimientos sociales, hay identidad y solidaridad.

     
    “El movimiento obrero inventó en el siglo XIX una lógica común contra el individualismo, una lucha comunal que nos lleva al internacionalismo”

     

    ¿En la CGT hay participación de trabajadores procedentes de antiguas colonias francesas o distintas culturas? Argelinos, kurdos, libaneses, sirios, corsos…

    Respuesta:

    La CGT aglutina a los trabajadores sin distinguir el origen, religión, orientación sexual. Esto no significa que no haya actitudes contrarias a nuestros estatutos.

    Por esto, hay que seguir formando a los sindicalizados. Como siempre, la lucha de clase no cae del cielo: el movimiento obrero inventó en el siglo XIX una lógica común contra el individualismo, una lucha comunal que nos lleva al internacionalismo (esto entra en nuestro programa de formación básico de la militancia). Entonces, tenemos sesiones especiales para luchar contra la ultraderecha, así como instancias internas para luchar contra el sexismo y las discriminaciones. Una lucha interna y en la sociedad.

    Tuvimos mucho éxito trabajando con los indocumentados y denunciar sus condiciones de trabajo, su explotación sin límite en los sectores de la construcción, en los restaurantes, en los hoteles de lujo. Y seguimos porque el capital presiona con más facilidad a los sectores débiles y desorganizados. Nuestro papel histórico es organizar a los trabajadores y por esto nos fundamos en 1895.

     

    IMAGEN DE PORTADA: GETTY IMAGES

    Autor

     | Web

    Entrevistador incansable.

    Autor del blog El bloque de Este.